Publicidad
  • Publicidad

Angel Rodríguez, Sevilla Connection

Ex jugador de la UD, ex jugador del Sevilla y actor en el último triunfo isleño en el Gran Canaria como asistente de Paco Herrera, valora el momento de los amarillos

  • ENTRE BASTIDORES
  • 14/02/2018 - 20:11
Ángel Rodríguez, en diálogo con Paquito Ortiz recientemente en el Estadio de Gran Canaria (C. Torres)

M.B.

Los atajos del próximo encuentro como local de la UD Las Palmas llevan a su ex jugador, Angel Rodríguez, que lo fue también del Sevilla FC tras su paso en amarillo. Y el centrocampista del ascenso del 96 está también en el último triunfo grancanario sobre el equipo hispalense, cuando asistía a Paco Herrera en 2015-16 y la Unión Deportiva ganó con los goles de Roque Mesa y Alcaraz.

Angel es la conexión canario-andaluza del partido. Está en la isla desde hace semanas y, curiosamente, ha presenciado los dos encuentros consecutivos que como local la UD Las Palmas ganó frente a Valencia y Málaga.

Consultamos su opinión técnica del momento y transmite buenas vibraciones. Para empezar, cuestiona qué Sevilla vendrá al Gran Canaria: "Esa es una de las claves. Porque cuando hablamos del Sevilla tenemos que pensar que no es un rival cualquiera. Es desde hace algunos años un conjunto muy poderoso, que obliga a sus oponentes a un esfuerzo físico y táctico importante. Para ganarle hay que hacer muchas cosas bien. No sólo para abordarle sino especialmente para contenerle".

"Por ello", admite, "es importante saber qué Sevilla viene a visitarnos. Si está centrado en la Liga o plantea el partido condicionado por el cruce de la Liga de Campeones (contra el United). Si es lo primero la dificultad para Las Palmas será mayor, pero si reserva jugadores entonces las opciones serán distintas. Aún así no podemos olvidar que tiene variedad y cantidad en su plantilla para afrontar ambos compromisos", que son consecutivos en el tiempo.

Pero en su valoración observa ahora a una Unión Deportiva que está cogiendo ritmo de competición que le puede llevar a la salvación. "Las Palmas viene de menos a más. Eso es indudable. Y en los últimos partidos ha logrado resultados muy valiosos, más para la moral del propio jugador. Hay momentos en que no ganar puede ser incluso más importante por la manera en que se logra. Y eso es lo que creo que está ocurriendo porque está creciendo la confianza en un modelo que viene con el nuevo entrenador".

Lo demuestra "el haber dejado la portería dos partidos sin encajar gol. Y lo ha hecho además sin que se produjeran ocasiones rivales, al menos en la cantidad que habíamos visto en la otra parte del campeonato. El equipo está cortando esa sangría de goles encajados y lo está haciendo de una forma conjuntada. Soy de los que piensan que, en la situación en la que se encontraba Las Palmas a nivel defensivo (50 goles) hay que arreglar primero lo parte de atrás para luego crecer en el resto del juego. Y eso es lo que aprecio en estos momentos, que lo ha podido entender el propio conjunto".

Por este camino "hay margen para lograr el objetivo. Y ahora mismo, en el partido contra el Sevilla, si no logra la victoria pero sí puntúa debe considerarse como un resultado valioso. Porque, insisto, es un rival muy potente".

La próxima semana, Angel estará en Madrid porque el tiempo ahora, ajeno a los banquillos, lo va a aprovechar para formarse como director deportivo. Es un terreno que le agrada y que contempla con una óptica de conocer todos los terrenos del campo de batalla.

Una imagen del partido de 2015-16, con Ángel y Paco Herrera a la izquierda. A la derecha Emery, entonces entrenador hispalense en aquella última derrota en Gran Canaria (C. Torres)