Publicidad
  • Publicidad

Cuartos de final

107-92: ¡Qué bonito!, Gran Canaria

El Gran Canaria saca todo su arsenal para sellar el pase a semifinales derrotando a un Fuenlabrada que puso las cosas difíciles, pero finalmente sucumbió en el Arena por agotamiento

  • COPA DEL REY
  • 16/02/2018 - 19:25
Rabaseda celebra el triunfo, dirigiéndose a los aficionados del Gran Canaria Arena (C. Torres)

Manuel Borrego

No falló esta vez el Gran Canaria. La LXXXII edición de la Copa del Rey de baloncesto es la más canaria de la historia. Porque si el jueves entraba en semifinales el Tenerife Canarias con todos los honores, este viernes lo hizo el conjunto anfitrión con una exhibición ofensiva imponente. El equipo de Luis Casimiro fue desconectando minuto a minuto a un Fuenlabrada que encareció el pase a los amarillos durante la primera mitad. Pero la profundidad del banquillo y la frescura mostrada por muchos jugadores durante el encuentro dieron el plus del pase a semifinales (107-92)

El triunfo tuvo muchos nombres porque lo que caracterizó en el partido fue la diversidad de opciones. Balvin, severo bajo el tablero, lideró esta vez las anotaciones locales con 18 puntos, junto a un certero tirador como lo fue Aguilar.

Gran Canaria y Fuenlabrada eligieron el camino de la ofensiva más espectacular para desarrollar el partido de cuarto de final que ambos protagonizaban. Lo mostraron con claridad en una primera parte sin dueño, con 110 puntos anotados: 58 para los isleños y 52 para los de la provincia de Madrid. Fue un ataque a pecho descubierto entre ambos, golpeándose y minimizando la capacidad defensiva el uno del otro.

Olaseni fue el primer protagonista de la explosiva tarde en el Gran Canaria Arena. El Gran Canaria había elegido a sus torres gemelas para el inicio del partido, pero ni Pasecniks ni Balvin adivinaron la movilidad del ágil jugador visitante, que con once puntos -algunos muy cómodos- puso por delante a su equipo en el primer sector del partido. El Fuenlabrada, que acertaba también en el juego exterior, se fue hasta diez puntos arriba (12-22 y 14-24) antes de que las bombas de Pablo Aguilar despertaran a los amarillos.

Fue el alero internacional, con tiros muy lejanos e imprevisibles, el que despertó realmente al Gran Canaria, que fue a mejor cuando Radicevic apareció también en el parque. El Gran Canaria dio caza a su rival en el guarismo 30-30 y, desde entonces, el recital amarillo fue repartiéndose tras recuperar la delantera en el partido con otra supercanasta de Aguilar (35-34).

Casimiro, sin desesperarse por la abundancia de puntos que su equipo cosechaba, confió en que la evolución atacante del Gran Canaria fuera la llave del partido. Porque si éste se convertía en un correcalles, a los amarillos le venía como anillo al dedo. Rápidos tiros, buenos rebotes y carreras llevaron al Gran Canaria a obtener un parcial 10-0 y colocarse con un 44-37. Para entonces, ya estaban sumando Eriksson, Mekel, Oliver, Seeley ... Entre tantos aciertos, canastas espectaculares, acciones individuales brillantes, mates.

El partido tenía de todo y acabó por quebrarse en el inicio de la segunda parte. El Gran Canaria mantuvo su nivel de acierto con balón y ajustó algunas tuercas en defensa, para dominar el rebote y lanzarse hacia la victoria. Con 73-61 saltaron las alarmas en el Fuenlabrada. La brecha iba creciendo. A Casimiro le funcionaban las rotaciones, dando descanso justo a todos sus hombres. Y con el paso de los minutos, al Fuenlabrada se le empezó a ver que las bajas de Popovic y Sekulic finalmente serían relevantes para poder mantener un nivel tan exigente como el que le estaban obligando los amarillos.

El Gran Canaria reguló en el último cuarto con un rival que cayó por asfixia, aunque su resistencia fue loable. Pero el equipo anfitrión fue respetuoso con el Fuenlabrada, al que no dejó espacio para la reacción ni la sorpresa.

Alineaciones:

Gran Canaria: Mekel (9), Brussino (4), Rabaseda (2), Balvin (18), Pasecniks (9) -quinteto inicial-, Oliver (12), Eriksson (6), Seeley (8), Radicevic (15), Aguilar (18), Fischer (0) y Báez (6)

Fuenlabrada: Cruz (20), Smits (8), Vargas (10), Eyenga (16), Olaseni (11) -inicial-, Popovic (-), O'Leary (11), Rupnik (14), Llorca (2), Ehigiator (-), González (0) y Llorente (0)

Parciales cada diez minutos: 25-27, 58-52, descanso, 79-67 y 107-92

Arbitros: García González, Pérez Pizarro y Jordi Aliaga

Pormenores. Partido de cuartos de final de la Copa del Rey, celebrado en el Gran Canaria con casi lleno en sus graderíos: 9172 espectadores.

 

 

Seguirá Galería de fotos: C. Torres

Galería de fotos

Rabaseda celebra el triunfo, dirigiéndose a los aficionados del Gran Canaria Arena (C. Torres)
El mate de Balvin, en una acción de partido frente al Fuenlabrada (C. Torres)