Publicidad

El presidente de la pistola sólo quería proteger a los hinchas del PAOK

Savvidis pide disculpas a todo el planeta fútbol mientras asegura que "no amenacé a nadie"

  • INTERNACIONAL
  • 13/03/2018 - 12:32

B.P.

Ivan Savvidis, el presidente del Paok de Salónica que saltó este domingo con una pistola al cinturón durante el partido contra el AEK, ha pedido disculpas y ha aclarado que estaba en el campo de juego "con intención de proteger a mis aficionados".

Su escandalosa actuación ha provocado que la Superliga griega esté suspendida "sine die" y que la Policía tenga una orden de detención a Savvidis y cuatro personas más que le acompañaron en los actos, presuntamente guardaespaldas.

Savvidis ofreció este martes un comunicado oficial en la web del Paok iniciándolo pidiendo disculpas a todos los aficionados del Paol, a todos los griegos y a la comunidad mundial del fútbol. "Siento mucho por lo sucedido. Claramente, no tenía derecho a salir al campo de esta manera. Mi reacción emocional fue causada por la situación negativa generalizada que reina en el fútbol griego últimamente de todos los eventos inaceptables, no deportivos".

Su reacción en el Paok-AEK Atenas del pasado domingo se produjo por la "interrupción del partido, la protesta y la entrada en el terreno de juego de docenas de personas de ambos equipos".

Esa inestabilidad le hizo reaccionar, según Savvidis, con la única intención de "proteger a decenas de miles de aficionados de PAOK de provocaciones, enfrentamientos", para evitar que hubiesen "-víctimas humanas. Créame, no tenía intención de interferir con el equipo oponente o los árbitros. Y ciertamente no amenacé a nadie", señaló.

"Desafortunadamente, tanto yo como mi familia, así como mis amigos, somos rehenes de un fútbol totalmente enfermo. Seguiremos luchando a pesar de los continuos ataques a todos los niveles".

Quiere "ganar en los terrenos de juego y no en los tribunales. Una vez más, pido disculpas".