Publicidad

La memoria del UD-R. Madrid 1

A los genios mejor no enfadarlos

Di Stéfano fue expulsado en el Estadio Insular el día de Año Nuevo de 1956, tras un rifirrafe con el amarillo Beneyto. Un año después anotó 4 goles en la goleada blanca

  • SABíAS QUE ...
  • 20/03/2018 - 20:57
Di Stéfano abandona el Insular tras ser expulsado, el día de Año Nuevo de 1956 (La Liga en Color)

M.B.

Algunos partidos entre la UD Las Palmas y el Real Madrid en tierra canaria fueron memorables. Y conservan episodios singulares. Uno de ellos se produjo el 1 de enero de 1956, porque aquel día de Año Nuevo se jugó partido de Liga y la victoria del equipo blanco (1-3) estuvo acompañada por la polémica expulsión de su figura, Alfredo Di Stéfano, y del jugador amarillo con el que se fajaba en el terreno de juego, Gilberto Beneyto.

Ese incidente se produjo al comienzo de la segunda parte, con un campo abarrotado que esperaba la ocasión del primer triunfo grancanario sobre el eterno campeón español. De aquel duro marcaje y la respuesta física de ambos el colegiado gallego Mosquera Maceiras expulsó a los dos jugadores protagonistas del rifirrafe. Cuentan las crónicas que se formó en el campo un lío fenomenal. La tangana fue creciendo e intervino la Fuerza Pública para calmar los ánimos. Uno de sus miembros acompañó hasta el vestuario visitante a la Saeta Rubia, que se negaba a abandonar el recinto si antes no lo hacía el jugador de la UD Las Palmas.

Roque Olsen y Gento, en el primer tiempo, habían adelantado a los madridistas. Manolo Torres, de penalti, había recortado distancias antes de que se produjera el bochornoso incidente. Y finalmente Héctor Rial, a pocos minutos del final, acabó por marcar el 1-3.

Estas fueron las formaciones:

Las Palmas: Castellanos, Beneyto, Beltrán, Marcial, Torres, Naranjo, Atienza, Vázquez, Ignacio, Ricardo y Macario.
Entrenador: Saturnino Grech. Banquillo: Pepín (p)

Real Madrid: Alonso, Becerril, Marquitos, Lesmes, Miguel Muñoz, Castaños, Olsen, Zárraga, Di Stéfano, Gento y Rail.
Entrenador: José Villalonga. Banquillo: Berasaluce (p)

No le sentó bien aquella despedida a Di Stéfano, que en su carrera profesional en España sufrió sólo dos expulsiones. En la siguiente temporada, también en Primera y en mismo escenario, marcó cuatro de los goles del Real Madrid en la visita a Gran Canaria (1-5). A los genios mejor no enfadarlos, aunque La Saeta Rubia siempre recordó aquel suceso como una anécdota en su carrera profesional.