Publicidad

Masoud tumba el veto iraní

El ex jugador de la UD Las Palmas vuelve a ser convocado por Queiroz, casi un año después de que rompiera una norma de la revolución islámica y quedara apartado de la selección nacional por indicaciones del ministro persa

  • INTERNACIONAL
  • 20/03/2018 - 08:08
Masoud, con la elástica de la selección de Iran

B.P.

La selección de Irán y el ex jugador de la UD Las Palmas, Masoud Shojaei, hacen las paces a las puertas del Mundial que se disputará en Rusia. El seleccionador del equipo persa, Carlos Queiroz, ha podido convocarle para los dos próximos amistosos frente a Túnez y Argelia. Para ello ha tenido que levantar el veto al que estaba sometido el centrocampista con las autoridades del país, casi un año después de que lograr la clasificación mundialista y que fuera objeto, posteriormente, de un repudio por haber disputado con su anterior equipo, Panionios, un partido de la Europa League contra un rival hebreo.

Ese fue el 'delito' social que cometió Masoud, puesto que su acción iba en contra de una norma. El AEK de Atenas ha confirmado que el jugador, que llegó al club heleno en el mercado invernal, ha aceptado la propuesta para volver a liderar al equipo nacional.

Masoud puede volver al Mundial, como ya hizo en Brasil 2014 cuando era futbolista de la UD Las Palmas.

Queiroz ha convocado a 28 jugadores que son la base del equipo mundialista de 2018, donde jugarán en la fase previa frente a España, Marruecos y Portugal dentro del grupo B. El nombre de Masoud se había silenciado hasta ahora, aunque Queiroz siempre creyó en él y en la posibilidad de repescarle para esos próximos partidos después de que pasara un tiempo prudencial para calmar las aguas.

Los partidos previstos son frente a Túnez el 23 de marzo y contra Argelia, el 27.

Además de Masoud, otros jugadores del exterior también están citados como Amir Abedzadeh (Marítimo), Ramin Rezaeian (KV Oostende), Ehsan Haji Safi (Olympiacos), Alireza Jahanbakhsh (AZ Alkmaar), Sardar Azmoun (Rubin Kazan), Karim Ansarifard (Olympiacos), Kaveh Rezaei (Charleroi SC) y Reza Ghoochannejhad ( Heerenveen).

La batalla de Masoud

Masoud Shojeai pasó unos días en Gran Canaria durante el mes de diciembre, entrenándose con la UD Las Palmas mientras negociaba su nuevo destino como compañero de Araujo, Livaja y Hélder Lopes, en el AEK de Atenas. Había sufrido en 2017 una repulsa pública en los medios iraníes después de que el ministro de deportes de su país, Masuod Soltanifar, formulara una condena pública por haber jugado un partido en Tel Aviv, ante el Maccabi, con el Panionios de Grecia.

Las críticas fueron creciendo con las declaraciones de la Federación de Fútbol y el legado de una norma que tenía cuatro décadas de duración en la que se prohibe a los jugadores iraníes participar contra sus rivales israelíes, dictado que procedía desde la Revolución Islámica.

Pero no había sido la primera muestra de rebeldía del ex jugador de la UD Las Palmas. Meses antes, en una recepción a la selección nacional con el mismísimo presidente de Irán, Hassan Rohani, Masoud tuvo la valentía de comentar que "deberían establecer un camino para permitir que las mujeres también puedan asistir en el futuro a los estadios". Fueron palabras pronunciadas ante el mencionado ministro de Deportes y Juventud (el mismo que ahora replica) y el presidente de la Federación de Fútbol de Irán, Mehdi Taj, además del técnico Carlos Queiroz. Y no sentaron bien.

Sin embargo todos los esfuerzos de Masoud no tienen éxito. El pasado 1 de marzo, la Policía iraní -informó la BBC- detuvo a 35 mujeres del país fueron detenidas cuando intentaban acudir a un partido de fútbol entre Tekran Esteqlal y Persépolis en un acto de rebelión de la misma norma.