Publicidad
Publicidad

"Yo sé cómo ganar al Real Madrid"

Juani Castillo tiene una historia densa como rival del equipo merengue: logró tres goles y forzó un penalti contra los merengues, integrando el selecto grupo de amarillos que ganaron 5 veces en el Insular al club de la capital

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 21/03/2018 - 13:15
Juani Castillo, durante su entrevista para los lectores de Tinta Amarilla (C. Torres)

Manuel Borrego

Juani Castillo tiene una vida marcada por la UD Las Palmas y por los enfrentamientos del equipo amarillo con el Real Madrid, el próximo visitante del Estadio de Gran Canaria al que necesita derribar los hombres de Jémez para avivar las aspiraciones de permanencia. Porque Juani, lleno de recuerdos, está en el grupo de jugadores del club grancanario que lograron cinco victorias oficiales sobre el Tiburón Blanco (junto a Germán Dévora, Martín Marrero, ...)

Juani (62) cabalga entre dos generaciones de futbolistas que lograron batir al conjunto merengue (9 victorias oficiales en total de la UD Las Palmas), todos esos partidos en el Estadio Insular obviamente. Porque el Bernabéu sigue siendo templo intacto para los amarillos en cuanto a victorias.

Y además, hay tres goles (y además un penalti) de Juani Castillo firmados en esos triunfos, aún lejos de Germán (9) que es el realizador por excelencia en las redes blancas.

Nos recuerda aquel habilidoso futbolista en estos momentos, en que Las Palmas necesita una hazaña ante el Campeón de Europa, que "para vencer al Real Madrid o a cualquier equipo, lo primero que debes hacer es tener fe en que lo vas a conseguir. Porque eso es lo que echo en falta en los jugadores de la actual UD Las Palmas: el orgullo y el amor propio, creer que pueden. Porque jugar en la Unión Deportiva no es para cualquiera. Y hay que hacerlo al máximo en el esfuerzo, entregándolo todo en cada partido".

Admite que "no es fácil hoy en día ganar al Real Madrid o al Barcelona, porque tienen las mejores plantillas de Europa. Pero en mi época y en anteriores etapas también era así. Para ganar aquí al equipo de Zidane hay que salir al campo con actitud, con fe, con unas ganas que sean contagiosas, que transmitan al aficionado ... y hasta el árbitro. A nuestro público le basta muy poco para animar a los jugadores. Si ven que son humildes en el trabajo y ambiciosos en el partido les llevarán con todo el ánimo. Así se le puede ganar a cualquiera".

El primer gol, en la portería blanca

La historia de Juani con el Real Madrid es densa. Todo comenzó en la Copa del Generalísimo (aún) de 1974-75. Había debutado en octavos de final contra el Málaga, pero el 8 de junio de 1975 llegó su gran momento. "Me dijo Sinibaldi: "Muchachó (con acento francés). No vas a jugar más con el Chile. Ya te quedas en Las Palmas". Fueron muy emocionantes sus palabras. No me lo podía creer, había una alegría muy grande en mi casa. Yo me entrenaba con el equipo profesional pero jugaba con el Unión Chile, mi equipo. Y daba el salto. El partido con el Real Madrid fue el segundo oficial mío con Las Palmas, después de debutar unos días antes con el Málaga", recuerda con precisión.

Y aquel día Juani, con apenas 19 años, sorprendió a los blancos. "No me conocían y me marcó Camacho, que siempre fue un defensa al que me unió el destino por varias causas. Ganamos 4-0 y yo tuve la suerte de anotar el cuarto", recuerda. "Hicimos un gran partido pero era un día muy emotivo, porque Tonono estaba enfermo y muy cerca del día de su muerte. El equipo voló en el campo". Su gol se produjo "en la Grada Naciente, con el portero Miguel Angel. Habían marcado antes Fernández, Félix y Pepe Juan. El cuarto fue un balón que recorté hacia la izquierda y tiré al ángulo. Para mí fue el mejor de todos mis recuerdos contra el Real Madrid".

¡Maestro, sácame ya!

No sería la única vez. Juani participó en las victorias 4-2 de 1976-77 (un gol, junto a los de Fernández y Morete -dos-), en el 1-0 de 1980-81 (gol suyo), el siguiente 1-0 de 1981-82 y en el célebre 4-3 de la campaña 1985-86. "En ese último partido se produjo la remontada en los minutos finales. Yo estaba en el banquillo observando cómo Rafa Gordillo, ubicado en el lateral izquierdo, no cesaba de subir la banda vaciando su zona defensiva". Y por ello, le pidió constantemente a Germán Dévora -en funciones técnicas con Ruiz Caballero- que le diera la oportunidad de salir al campo.

"Le decía: Maestro, sácame ya. Él me miraba hasta que, un poco cansado, me dijo: ¡Venga, Pendejo, haz lo que quieras!. Al salir al campo le pedí a todos mis compañeros balones por la derecha, porque podía haber un filón. El equipo reaccionó y en quince minutos se produjo la revolución y le dimos la vuelta al partido", recuerda Juani para los lectores de Tinta Amarilla.

Habían marcado Contreras, Narciso y Santis para empatar 3-3 pero en las últimas jugadas, Juani fue protagonista una vez más provocando un penalti. "Fue una pillería por mi parte. Nuestro equipo estaba lanzado entonces y en la jugada el portero Agustín (con Gallego muy cerca también) se lanzó al suelo precipitándose. Y yo me eché encima del balón para que me arrollara. El penalti había que pitarlo y se pitó". Pero, todavía hubo más. "Estaba la situación complicada porque necesitábamos ganar para salvarnos. Era un momento en que podíamos lograr puntos de permanencia y, además, estaba la situación de los técnicos del equipo. Todo muy comprometido. Para colmo, Koke Contreras venía de fallar un par de penalties en la Liga. Había dudas y un murmullo. Pero cogí el balón se lo entregué al chileno y le dije: Venga, mételo. Lo lanzó perfecto y ganamos el partido. La celebración aquel día todavía la tengo en mi cabeza".

Juani y el Real Madrid estarán enlazados de por vida por más momentos en la carrera profesional del extremo, que pudo ser jugador blanco. Su nombre, cuando era un futbolista emergente, siempre se asoció a posibles traspasos. E incluso, en una ocasión, José Antonio Camacho "con quien guardé mucha relación, me llegó a decir que me preparara porque venían a buscarme. Sin embargo no fue así: el Madrid compró a Julio Suárez y yo fui traspasado al Mallorca".

Incluso para los recuerdos difíciles, el Madrid está presente en él. Porque el mismo Camacho le lesionó de manera fortuita cuando entrenaban juntos en la selección que se preparaba con Kubala para acudir al Mundial de 1978 en Argentina. Doble fractura "y un año sin poder jugar al fútbol. Si mis recuerdos con el Madrid no acaban ..."

Galería de fotos

Juani Castillo, durante su entrevista para los lectores de Tinta Amarilla (C. Torres)