Publicidad

Audio

El emocionado recuerdo de Brindisi sobre el Loco Houseman

"Era más completo que Garrincha", admite

  • INTERNACIONAL
  • 22/03/2018 - 19:29
Houseman, en el círculo, junto a Brindisi, Norberto Alonso, Maradona y Babington: grandes futbolistas de la época con uniforme de AFA.

B.P.

Miguel Angel Brindisi, ex jugador y técnico de la UD Las Palmas, habló en la tarde de este jueves para homenajear a su amigo, René Houseman, ex jugador de Huracán y de la selección argentina fallecido en Buenos Aires a los 64 años.

El Loco Houseman fue socio de Brindisi en el terreno de juego tanto en El Globo como en la albiceste. "Es un día dolor", reconoció. "René habría querido que nadie sufriera. Llegó en silencio y se va de la misma forma", dijo Miguel.

"Para mí fue el más grande jugador que tuvo Huracán", admitió a Jogo Bonito. "Estuve en la despedida de Garrincha, del que se dice que era el mejor extremo del mundo (...) El Loco jugaba por todos lados, manejaba tanto la derecha como la izquierda. Desbordaba, centraba con precisión a la cabeza. Era una cosa increíble".

Lo comparó "como con Diego (Maradona). Nosotros lo disfrutábamos durante la semana en los entrenamientos y la gente los domingo, en las dos horas que duraba el partido".

"René fue un adolescente. Era sano y puro, tuvo que pelear la vida desde chico (...) Era leal con los amigos. Ayudó a infinidad de gente", recordó. "Siempre estaba dispuesto a la ayuda. Lo hacía más grande el que todo lo hiciera en silencio. No se enteraba ni el de al lado".

"La honestidad era su carta de presentación. Y a veces fue inocente. Lo recuerdo con el mayor de los amores", dijo Miguelito.

"Le conocimos de potrillo. Estábamos en Mar del Plata, de pretemporada, cuando llegó el Loco parecía que había llegado un jockey, por lo chiquito (...) Cuando le vimos jugar dijimos: con este somos campeones. Y lo fuimos al año siguiente", con la camiseta de Huracán.

Contó anécdotas como: "El día de River había llegado con unas copas de más. No jugaba. El entrenador había dado el equipo. El Loco llegó 50 minutos antes de empezar el partido contra River" (...) "Jugó René. Se había dado un baño e hizo el gol. Ganamos 1-0".

"Que vaya para arriba y que tire caños eternamente", expresó Miguel en su despedida al amigo.

Houseman falleció en Argentina a los 64 años tras sufrir un cáncer en el último año. Fue internacional y mundialista con Argentina en 1974 y 1978, en este último torneo se proclamó campeón.