Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Reacciones de prensa

Revive Bale y la crucifixión de la UD

El galés alcanza consideración de Supersónico ante una defensa grancanaria arriesgada, que dejó espacios para su lucimiento antes de medir fuerzas con la Juve

  • ENTRE BASTIDORES
  • 01/04/2018 - 07:41
El gol que rompió el partido del Gran Canaria, con Bale de protagonista (AFP, EFE)

B.P.

Los ecos del partido del Estadio de Gran Canaria, con el triunfo este sábado 0-3 del Real Madrid, colocan en el escaparate a Gareth Bale cerca del partido ante la Juventus de Turín mientras reflejan la mala decisión táctica de la UD Las Palmas al preparar una defensa tan adelantada ante el galgo galés. Le consideran otra vez un "supersónico" y algunos cronistas recuerdan la carrera que firmó frente al FC Barcelona en la final de Copa.

Los amarillos existieron en el campo hasta el 0-1, pero su táctica arriesgada fue pera en dulce para un rival con tantos argumentos ofensivos.

David Alvarez, en El País, titula en su análisis del partido: "Bale despega en la victoria del Madrid en las Palmas. Compara al Bale del Gran Canaria con el "extremo supersónico que superó a Bartra y marcó para dar una Copa del Rey al Real Madrid. Alcazó la pelota, pisó el área y fusiló con un tiro cruzado a Chichizola". Así, el tanto del galés "aplacó aquellos ramalazos esperanzados del cuadro de Jémez, que terminaron de morir diez minutos después con el penalti de Calleri". Sin embargo recuerda que posteriormente Bale "se estrelló varias veces a solas contra Chichizola".

Orfeo Suárez, en El Mundo, también destaca que "Bale acelera antes de Turín". Y al fijarse en las decisiones técnicas de Jémez, elige un símil muy de Semana Santa, porque entiende que Las Palmas optó entre "la crucifixión y la resurrección".

La clave del primer gol la observa desde "la posición adelantada de la defensa insular, literalmente en el centro del campo, entregó la pradera a Bale, que se encontró en su salsa. Cabalgó, poderoso, y batió a Chichizola, el mejor de su equipo, con un disparo a quemarropa, durísimo" (...) "La acción fue consecuencia de la decisión de Paco Jémez, que ordenó presión alta, incluso situaciones de hombre contra hombre cuando el Madrid iniciaba la jugada, hecho que le permitía presionar mejor, pero con riesgos tremendos. Frente al Madrid, es como elevarlos al cubo. Al primer error, se abrían los espacios. Los hubo, y muchos, dado que el conjunto de Zidane también subió la presión. La situación, sin embargo, siempre beneficia al que más calidad y pegada tiene", sentencia.

Luis Nieto, en As, también recurre a Bale para titular la crónica ahondando en que "se ofrece para Turín". La defensa adelantada de la UD Las Palmas ante el galgo galés es la llave de sus comentarios. "... se ha echado a la calle pidiendo sitio. Lo hizo en Gran Canaria, en un partido western de los que suele dirigir, con acierto desigual, Paco Jémez" (...) "Sobre los atrevidos dibujos de Paco Jémez ha pasado el galés como Atila, hecho muy poco casual. Al Rayo del técnico canario ya le metió nueve goles en seis partidos. Bale vive del espacio y Paco Jémez, al que le gustan los partidos de colores vivos, de toque y defensa adelantada, se los dio. Por ahí se le empezó a ir el partido a Las Palmas. Fue en el segundo intento, producto de un pase fantástico de Modric, cuyas ausencias las siente el Madrid como una conmoción cerebral. Bale esprintó ante Macedo y cruzó un remate violento a la red. El lance y el partido confirmaron dos conclusiones: Bale es mejor en la izquierda que en ningún otro lado y ha nacido para partidos abiertos".

Marca, para Jesús Sánchez, también destaca: "Bale oposita a Turín". El diario destaca las valoraciones de Andújar Oliver al señalar como aciertos de González Vázquez en los dos penalties señalados en el área canaria.

En ABC, Hughes hace una relación de ideas con la osadía de los jemeres rojos de la antigua Camboya, conocido por su desprecio a la muerte -propia y ajena- y la actitud de la UD Las Palmas. "Enfrente estaba Jémez y sus "jemeces" no rojos, sino amarillos en este caso, proponiendo un partido inusualmente abierto y deliberativo. Para una mentalidad conservadora o un poco mezquina, la prodigalidad de los equipos de Jémez no es que extrañe, es que escandaliza" (...) "Se hace raro, se sigue haciendo raro ver cómo un equipo modesto y con problemas decide jugar de `tú a tú' al Madrid. El celebrado tuteo de Jémez provocó que desde el comienzo el Madrid tuviera muchos espacios".

Manuel Bruña, en El Mundo Deportivo, admite que "Las Palmas le puso las cosas muy fáciles al Madrid" por lo que resultó "una victoria plácida". Tanto EMD como Sport subrayan que el Madrid ya es el equipo más beneficiado de la Liga en el punto de penalti.

En La Vanguardia, Carlos Cruz titula: "Bale lidera la procesión blanca en Las Palmas". Y argumenta que "parecía que el resultado ya estaba pronosticado en algún versículo futbolístico, a tenor del rendimiento madridista cuando Paco Jémez es el entrenador del equipo rival. La delicada situación del equipo insular, a siete puntos de la salvación, no amedrentó al técnico, que exhibió de nuevo su osadía, tratando de tú a tú al gigante de la capital. Así, los locales buscaron mediante la posesión y la presión arriba hacer daño a los de Zidane. Lo consiguieron por momentos pero las constantes pérdidas en la salida y el enorme espacio a la espalda de los centrales fue demasiado para el equipo más goleada de la Liga. Fueron noventa minutos de penitencia".

  • Publicidad