Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad

0-1 ante la Real

No hay respuesta táctica ni anímica

Las Palmas ya tiene la Segunda División a la vista, tras un nuevo encuentro en el que Chichizola puede sentirse héroe al evitar una goleada frente a la Real Sociedad

  • CRóNICAS
  • 14/04/2018 - 18:19
Los jugadores de la Real celebran el gol de Oyarzábal, con una protesta general visible en las gradas (C. Torres)

Manuel Borrego

La Segunda División es cuestión de días. Las Palmas sigue sin levantar cabeza, empeñada en los mismos errores del último sector del campeonato de Liga. El equipo de Jémez se jugaba sus últimas bazas frente a la Real Sociedad, pero salió al campo sin convicción, sin intensidad y sin el aliento habitual del graderío. Sólo los fieles acompañan en estos momentos tan duros, pero están muy disgustados y así lo hicieron notar en la nueva derrota como local (0-1). Fue una pérdida con mínima expresión en el marcador, pero no se ajustó a lo presenciado porque la Real fue muy superior en muchos aspectos tácticos, estratégicos e, incluso, anímicos.

Las Palmas abordó el partido con un estado de ánimo fúnebre; contagiándose mutuamente con el ambiente del graderío. El equipo de Jémez volvió a las andadas: si claridad en el manejo del balón comprobó cómo su rival tenía claras las ideas para ver de frente a Chichizola.

El primer movimiento de intenciones llegó desde el campo propio de la Real Sociedad. Balón en largo para comprobar la carrera de Aritz Elustondo. Más de lo mismo: lo del Celta, lo del Villarreal, lo del Depor, lo del Real Madrid, lo del Levante ... Cualquier equipo es capaz de desmontar a esta UD Las Palmas que se empeña en tropezar contra sus propias limitaciones.

Y Elustondo no inauguró el marcador porque Chichizola va camino de ser uno de los mejores porteros de la Liga. O, al menos, uno de los más influyentes. No para cambiar la dirección de su equipo, sino para evitar que en cada encuentro su portería se convierta en un cesto de recogida de balones. La de su colega Toño Ramírez, en el primer periodo, era en cambio una jaula de grillos porque allí no había noticias del peligro grancanario.

La Real, sin nada excepcional, pudo haber sentenciado el partido al descanso. Una y otra vez se organizaba para robar y acometer los últimos metros de un rival abatido, sin patrón de juego en ataque y sin un orden defensivo suficiente. Chichizola (siete paradas), los errores en los lanzamientos finales y alguna pierna a tiempo (Ximo Navarro) dejaron el marcador 0-1 tras 45 minutos de otra decepción mayúscula.

Las Palmas levantó algo la mirada tras el descanso. Arriesgó más todavía Jémez, uniendo a Calleri en ataque. El equipo llegó con cierta descoordinación e intentó buscar ese gol. La Real esperaba ese momento también, aunque sus problemas defensivos fueron en aumento. Pero en ataque seguían los de Alguacil malogrando el fusilamiento casi constante a Chichizola.

Lo intentaron. Los amarillos pusieron más mordiente, pero poco cerebro; mucho corazón, si acaso, con escasa calidad en su fútbol. Los últimos estertores de la propuesta Jémez en el partido eran evidentes ante un rival que no perdía la calma pese a que en el segundo periodo siguió acumulando balas de fogueo frente a la portería canaria.

La desolación se apodera de un proyecto que ha pasado en 18 meses de la ilusión de Europa a un duro castigo. La imagen final del graderío es fiel a una sentencia.

Alineaciones:

Las Palmas: Chichizola, Aguirregaray (Calleri, 56), David García, Ximo Navarro, Dani, Javi, Etebo, Ezekiel (Jairo, 70), Halilovic, Tana (Nacho Gil, 64) y Erik Expósito

Real Sociedad: Toño, Aritz, Llorente, Navas, Rodrigues, Zurutuza (Zubeldia, 74), Illarramendi, Januzaj (Juanmi, 81), Oyarzábal, Canales y Willian José (Agirretxe, 67)

Gol. 0-1, m. 19. Servicio de Illarra que culmina Oyarzábal, a placer.

Arbitro: Alvarez Izquierdo (Comité Catalán). Tarjetas amarillas a Canales e Illarramendi (Real Sociedad).

Pormenores. Estadio de Gran Canaria, baja entrada para el encuentro de la jornada 32 del Campeonato (10.531 según la Liga). Protestas en las gradas, en varios momentos del encuentro.

Mejores ocasiones

Minuto 6. Willian José, en solitario, remata mal en la primera llegada al área de alguno de los equipos

Min. 10. Aritz escapa por la derecha, desde el centro del campo. Nadie para taparle. Recorre 50 metros y desvía Chichizola lo justo para que el balón se pierda junto al poste. Gran ocasión visitante

Min. 12. Disparo de Canales y de nuevo Chichizola interviene, para dar tranquilidad a sus compañeros

Min. 16. Willian José lo intenta de nuevo desde lejos, pero no tiene problemas Chichizola

Min. 25. Ya con 0-1, Willian José malogra el segundo tras buena jugada de Canales

Min. 30. Nueva ocasión de la Real. Chichizola a corner tras otro remate de Oyarzábal. Es la quinta parada del meta argentino

Min. 32 Januzaj remata también a placer y salva Chichizola, a placer

Min. 37. Entre Ezekiel, la jugada y el pase, y Etebo, el disparo, la acción incisiva de los amarillos. El balón se pierde alto con el disparo del segundo

Min. 46. Tana termina una jugada con un disparo fuera. En apenas unos segundos Las Palmas intentaba dar otro aire al partido

Min. 47. Etebo también prueba fortuna, desde 30 metros, al comprobar que estaba fuera de posición zagueros y portero. Recibe aplausos

Min. 58. David García aborta, cediendo a córner, una ocasión que disfrutaba Januzaj. El cabezazo posterior de Llorente lo controla Chichizola

Min. 59. Oyarzábal remata cruzado una jugada de Aritz, aprovechando más espacios

Min. 61. Canales lanza fuera otro disparo hacia el portal amarillo

Min. 63. Nueva parada de Chichizola tras intento de Oyarzábal, el más activo de los txuri urdín

Min. 75. Agirretxe envía de cabeza fuera. Vuelve a perdonar el equipo donostiarra otra clara ocasión

Min. 80. Calleri envía otro testarazo con mucho peligro, algo forzado el remate que no puede precisar

Min. 87. David García, subido al ataque tras corner, remató duro por encima del portal. Estuvo cerca de volver a marcar

Galería de fotos

Los jugadores de la Real celebran el gol de Oyarzábal, con una protesta general visible en las gradas (C. Torres)
  • Publicidad