Publicidad

Asalto a la Plaza Mayor

  • LA FOTO
  • 17/04/2018 - 16:08
(Norberto Rodríguez)

Aquellos prolegómenos de la final fueron canarios. Madrid fue una capital sorprendida, tomada por el ambiente de los aficionados grancanarios que viajaron antes del miércoles 19 de abril, día de la final de Copa de 1978. La Plaza Mayor fue uno de los lugadores de concentración. Y allí, la Banda de Agaete amenizó el día con un colorido completo de amarillo, azul y blanco. Era la fiesta canaria, al fin y al cabo.

  • Publicidad