Publicidad

LIGA ENDESA: PABELLÓN SAN PABLO (SEVILLA)

76-77: El Gran Canaria llega al derbi con menos presión

Los amarillos, en la jornada previa a recibir al Iberostar Tenerife, se imponen con mucho sufrimiento en la pista del Betis Energía Plus tras un partido decidido en las dos últimas acciones

  • CBGC CRóNICAS
  • 22/04/2018 - 11:44
Mekel anota ante la defensa de Booker. (ACB Photo/F. Ruso)

Juan Pedro Borrego
Fotos
(ACB Photo/F. Ruso)

Después de tres derrotas consecutivas en los desplazamientos, el Gran Canaria rompió su mala racha foránea ante el colista de la clasificación de la Liga Endesa, el Betis Energía Plus. Los de Casimiro se aproximan a su clasificación para los play offs tras esta victoria y llegarán al derrbi sin tanta presión que la que hubieran tenido de haber perdidio. El partido se debió decidir en la última acción del partido, en la que el Herbalife, con 21 segundos de posesión, aprovechó la falta de Anosike para que Oliver, con 11 segundos en el reloj, anotara los puntos de la victoria y el Betis no supiera hacer rentable tres rebotes ofensivos en la jugada posterior.

Empezó el Betis con un acierto espléndido y el Gran Canaria con las persianas bajas en sus lanzamientos. Así, en el primer cuarto, las diferencias llegaron a los 11 puntos para los béticos (20-9, 22-11), mientras al Herbalife se le iban los balones de las manos en muchas más de las ocasiones deseadas. Aguilar rompió la mala racha desde el exterior a un minuto y medio del final del primer cuarto para encender la luz al final de lo que parecía un túnel profundo en el juego amarillo. Con dos aciertos desde el arco consecutivos (22-17), el partido se relajó para el cuadro insular y el local necesitaba pedir una reorganización de sus estrategias, sin éxito, porque para entonces, los isleños había encontrado el camino correcto de la defensa para meter más candela a choque (22-19).

El retorno a de Marcus Eriksson a la competición no tuvo éxito en sus primeros intentos de canasta, pero su presencia abre huecos para sus compañeros para colocarse a un punto de los locales (24-23). Había que hacer, sin embargo, un nuevo esfuerzo para doblegar a un Betis que exigía en las dos partes del campo con una entrega que a veces pisaba la frontera del peligro. El marcador apenas se avanzaba en otra cosa que no fueran faltas, en las que Fischer era el más perjudicado, o el tiempo de juego. En el goteo de puntos, el Betis aprovechó un bajón de ánimos en su defensa y volvió a conseguir una pequeña ventaja que sabía a mucho en la relatividad de lo que sucedía en el choque (35-26) a 4:08 para llegar al descanso, o el 43-33 a menos de un minutos sacando tajada de los agujeros en retaguardia de los isleños.


Incomprensiblemente, el Gran Canaria había perdido los dos primeros cuartos ante el colista. Otra vez un equipo de abajo parecía darle la vuelta a la clasificación y mostrarse como un conjunto de mayor empaque y posición que los de Luis Casimiro. Blanditos en rebote, tanto en ataque como en defensa, el Herbalife se desangraba con la máxima renta local, 12 puntos (50-38), en los primeros compases tras el descanso. Balvin rescató a los amarillos en la batalla de los rechaces y con más opciones de lanzamientos a su favor, las diferencias se redujeron hasta los seis puntos (50-44) para realimentar la fe, demolida por un Askia Booker para el que parecía que no existía ningún oponente en sus acciones de ataque. Aún así, los de Casimiro lograron el primer triunfo en un cuarto (14-18) para llegar al del desenlace con opciones de pelar por la victoria final (57-53).

La dinámica se prolongó en la última cuenta atrás de 10; y el Gran Canaria, tras el primer triple del partido de Eriksson (57-56) alcanzó su primera renta positiva del choque con canastas de sabor veterano (57-58) con dos puntos de Oliver y (57-60) otros dos de Báez. Pero los del San Pablo no iban a entregar tan fácilmente el partido del debut en el banquillo de Javier Carrasco (60-63). Mostrando mimbres nuevos con sus anotaciones de tres puntos, ya fuera en triples o en acciones de canasta y tiro adicional, el Betis intentó seguir el ritmo de anotación de un Gran Canaria que aceleró en las anotaciones desde más allá del arco (67-71).

El partido iba a llegar a un final de cara o cruz (76-75) en el último minuto en el que el Gran Canaria perdió la templanza para administrar esa pequeña renta de un punto que recuperó (76-77) a 11 segundos del final tras dos tiros libres de Oliver. En la siguiente acción los tres rebotes ofensivos de manera continua de los locales no lograron por suerte su objetivo de anotar. Al final, por un punto nada más, pero una victoria importante para los de Casimiro que abren una pequeña brecha en la clasificación con el noveno clasificado de dos partidos ganados más el average, y otros dos con su próximo rival, el Iberostar Tenerife (10º), a falta de cinco jornadas por disputarse en la fase regular.


Ficha del partido:
76 Betis Energía Plus (22+21+14+19):
Anosike (4), Nelson (1), Schilb (13), Booker (26), Kelly (12) -equipo inicial-, Sánchez, Cruz, Uriz (4), Franch (7) y Golubovic (9).

77 Herbalife Gran Canaria (19+16+18+24): Radicevic (3), Rabaseda (8), Seeley (7), Báez (11), Balvin (2) -equipo inicial-, Oliver (15), Eriksson (8), Mekel (15), Pasecniks (4), Paulí, Aguilar (4) y Fischer.

Árbitros: Juan Carlos García González, Vicente Bultó y Raúl Zamorano. Eliminado por cinco faltas Anosike (m. 40).

Incidencias: 29ª jornada de la Liga Endesa. Palacio Municipal de Deportes San Pablo.