Publicidad

68-76: Se escapa otra vez el derbi

El Gran Canaria malogra una oportunidad para seguir cerrando sus opciones de play off y da vida a un Tenerife que supo llevarse de nuevo el triunfo en el Arena

  • CBGC CRóNICAS
  • 29/04/2018 - 12:48
Eriksson, rodeado, no logra lanzar desde el exterior en el derbi de este domingo en el Gran Canaria Arena (C. Torres)

Juan Pedro Borrego

Oportunidad perdida por el Gran Canaria en la lucha por el play off, al perder 68-76 ante el Iberostar Tenerife. En la primera ocasión que los amarillos pierden los dos partidos del derbi en la misma temporada, el conjunto de Luis Casimiro deja que se estrechen las distancias en frontera de la octava plaza con una derrota dolorosa tanto por las consecuencias en la clasificación como por la trascendencia de la máxima rivalidad. Siempre fueron los locales a remolque en el marcador, salvo una esperanzadora remontada en la recta final, que como sucede con toda la temporada insular, careció de continuidad para pesar de un Casimiro que por primera vez vio contestada una decisión de cambio por una amplia mayoría de la grada.

Tras un comienzo muy dinámico en ataque en el que el bombardeo exterior hacía presagiar un derbi de altos vuelos, las rotaciones en los dos banquillos parecieron quebrar el ritmo anotador. De una progresión superior a los 90 puntos para los dos casilleros en los primeros compases (10-11), se atascó el acelerador hasta el punto de no alcanzar los 55. En eso, el Tenerife se encontró más cómodo y ante la falta de control reboteadora local, se tomó un respiro en el marcador (11-16) con poco esfuerzo por su parte.

El Gran Canaria empezó entonces a perder fe en sí mismo. Sin convicción en su propio ataque, debilitado por las indecisiones en el tiro y el descontrol de la posesión del balón (8 pérdidas en 12 minutos), los de Casimiro se ahogaban paulatinamente en el partido. Con 15-25 en el electrónico, el Tenerife iba camino de repetir la paliza de la primera vuelta de la Liga en el Santiago Martín ante un Herbalife descoordinado, apático, temeroso y sin confianza, y que apenas conseguía encadenar más de dos buenas acciones para reducir la hemorragia que sufría (23-37). Un ex del Granca era el encargado de hurgar más en la herida amarilla. Con los pívots desacertados, Fran Vázquez lucía galones de almirante atormentando una y otra vez el aro local.

El guión no parecía cambiar tras el retorno de los vestuarios. El Tenerife seguía en su escalada, y con el Gran Canaria desafinado en todo, su ventaja creció hasta los 15 puntos (29-44) en un abrir y cerrar de ojos. La clave parecía estar en el rebote. Cuando Báez logró unos apaños en esa avería, dos de ellos en ataque, el Herbalife parecía aliviar incluso sus problemas en otros apartados como el triple. Así, el electrónico recuperaba el efecto goma para situarse otra vez en los 7 de margen, pero siempre a favor de los aurinegros (40-47). Se endurecía la defensa, con un Granca, eso sí, poniendo más empeño que astucia en la protección de su propio aro, mientras el Tenerife protegía su ventaja hasta acabar el tercer cuarto (46-55) pese al primer triunfo parcial de los de Casimiro.

Pero el Gran Canaria solo parecía aguantar cortos esfuerzos. Sin muchos más argumentos, acercarse a seis puntos o verse distanciado a 11 era una constante que llegaba a inquietar a una grada que por primera vez en años discutía abiertamente un cambio de jugadores. La salida de la pista de Oliver por Mekel enfadó a los seguidores, calmados precisamente por la mano del base catalán y el acierto de Paulí para 'triplear' al Tenerife y empatar a 60 el choque a cinco minutos del final.

Asentados en defensa zonal, los de Casimiro encontraron un pequeño oasis que les daba, por primera vez en el partido, una ventaja en el mural (62-60) de la que no supieron sacar provecho, porque como la cabra 'tiró p'al monte' de sus propios desaciertos y permitió al Iberostar recuperar las riendas que acabó por controlar a 14 segundos del final con una técnica merecida Oliver que reclamaba una falta también clara y no pitada sobre su tiro de tres puntos.

Ficha del partido:
68 Herbalife Gran Canaria (13+16+17+22):
Radicevic (5), Rabaseda (6), Eriksson (8), Báez (8), Balvin (7) -equipo inicial-, Oliver (7), Mekel, Seeley (3), Pasecniks (2), Paulí (8) y Aguilar (14).

76 Iberostar Tenerife (16+23+16+21): San Miguel, Ponitka (11), Akognon (10), Abromaitis (18), Tobey (7) -equipo inicial-, Niang (2), Bassas (3), Vázquez (9), Beirán (8), Vasileiadis (8) y Borg.

Árbitros: Benjamín Jiménez, Juan de Dios Oyón y Alberto Sánchez Sixto. Técnica a Oliver (m. 40).

Incidencias: 30ª jornada de la Liga Endesa. Pabellón Gran Canaria Arena.

Galería de fotos: C. Torres

Galería de fotos

Eriksson, rodeado, no logra lanzar desde el exterior en el derbi de este domingo en el Gran Canaria Arena (C. Torres)