Publicidad
  • Publicidad

Sergio Araujo

"Volveré encantado a vestir el 10 de Las Palmas"

  • ENTRE BASTIDORES
  • 17/05/2018 - 15:30
Araujo (C. Torres)

B.P.

Sergio Araujo ofreció este miércoles unas declaraciones a la emisora oficial de la UD Las Palmas reconociendo que "tenía ya ganas de estar aquí, en casa". Ocurrió tras visitar a los que volverán a ser sus compañeros la próxima temporada. "En Grecia me he reencontrado. He vuelto a ser feliz; gané el campeonato y he marcado muchos goles".

El Chino tiene claro que su deseo de ayudar a Las Palmas es eterno. Sufrió de lejos al ver a los amarillos en acción, en sus partidos. "No me perdí ninguno. Quería ayudar, pero ya estoy aquí. Quiero ayudar a Las Palmas porque me ayudó en un momento muy malo de mi vida". Jugó dos encuentros de amarillo esta temporada porque "tenía la intención de quedarme y reivindicarme; pero a veces lo que uno quiere, no es lo que todos quieren. Por eso me fuí al AEK. Querían verme allí y ganar un título".

Piensa en las vacaciones de momento, pero "cuando me tenga que presentar en el club, me presentaré. Es imposible cerrarle la puerta a Las Palmas, además tengo dos años más de contrato y el club quiere que los cumpla. Volveré encantado a vestir la camiseta con el 10. Nadie lo ha hecho mejor que yo con ella después". Sin embargo, admite que hay mensajes para qu "no vuelva, que estoy loco y que es imposible. Pero tengo ganas de volver a intentarlo y si se arma un buen equipo, con buena mentalidad y un buen entrenador podremos luchar por el ascenso".

Calificó a Manolo Jiménez, su técnico en Atenas, como "uno de los mejores entrenadores que he tenido. Gracias a él llevo un año y medio muy bueno en lo futbolístico. Estaría encantado de que fuese el entrenador de la UD la próxima temporada. Sería un plus más para tener más ganas, porque nos puede ayudar a ese ascenso".

Su comportamiento en Grecia lo calificó también como "espectacular. Aunque la gente va a decir que es una liga menor ...  fui campeón. Allí no se me juzgó por lo que hacia fuera del campo sino por lo que hacia dentro. Los pequeños errores que cometí no los puedo volver a cometer. He aprendido mucho".