Publicidad

Abraham Noé

"Mi intención era que Aday marcara 50 goles esta temporada"

El experimentado atacante se toma con precauciones la posibilidad de regresar a los terrenos de juego tras recibir el alta médica

  • NOTICIAS
  • 29/05/2018 - 16:21
Abraham Noé, el experimentado atacante de la UD San Fernando (C. Torres)

B.P.

Abraham Noé podría convertirse en el gran refuerzo de la UD San Fernando en la liguilla de ascenso a Segunda B. La propuesta está sobre la mesa, toda vez que el atacante grancanario tiene en su bolsillo el alta médica tras lesión de largo recorrido y la predisposición técnica existe para contar con sus servicios. Es una incógnita en el aire, que ha de resolverse en pocos días.

Porque el San Fernando sigue en la tren del ascenso, ahora disputando ante el Borja la plaza para el siguiente sorteo.

Abraham fue pieza importante en la liga regular hasta el momento en que sufrió una rotura de tendón rotuliano que le obligó a pasar por el quirófano. Había anotado 14 tantos y había aportado 17 asistencias en esa fase de competición hasta febrero. Muchos de los pases suyos los convirtió en gol el pichichi de la categoría, Aday López. Le supo a poco porque "mi intención era que Aday marcara no 30, sino 50 goles esta temporada. Nos entendimos muy bien en la Liga. Para un jugador de banda como es mi caso, Aday es el delantero ideal. Porque siempre está bien colocado para el remate".

Se refiere en realidad Abraham "a buscar el bien del equipo por encima de las individualidades. Todos los años en Segunda B, jugando como exterior, anotaba diez tantos. Este era mi estreno en la Tercera y, en verdad, estaba realizando una temporada muy buena. Pero el fútbol tiene estas cosas: con más de 400 partidos en Segunda B, nunca había sufrido una lesión tan importante. Me tuvo que tocar ahora, con 33 años y en mi casa. Fue muy duro pero ya está superado. Ahora sólo tengo que mirar hacia adelante".

Pero con prudencia. "Tengo el alta médica, pero estoy empezando con muchas precauciones. Los médicos pronosticaron que era una lesión para 6 o 9 meses. Es una lesión muy dura de afrontar. Moralmente fue un golpe importante. Mi primera propuesta fue recuperarme para hacer vida civil, antes que el deporte. Me lo propuse por mi hijo. Y todo ha ido bien. A los dos meses ya estaba trabajando para volver. La gente no se explica cómo. Pero si quieres, puedes".

Agradece a Javier Riol la ayuda que le ha brindado en la recuperación, aunque la vuelta a la competición del fútbol todavía está en proceso. "La veo más cerca, pero todavía tengo que guardar prudencia. Hemos adelantado tres meses la recuperación. Lo primero son las sensaciones, que ahora mismo son buenas", insiste. "¿A quién dedicaré el primer gol cuando llegue?. Pues a mi hijo, mi novia, mi familia, mis compañeros, ... Tengo detrás muchas personas que me han animado en los momentos difíciles".

Uno de ellos fue precisamente el día de autos. "La ambulancia tardó una hora en llegar. Pasé un mal rato pero ya lo tengo olvidado. No quiero mirar hacia atrás".

En la vista hacia el frente observa a un San Fernando "que está muy fuerte. Ha llegado como equipo muy bien a la liguilla de ascenso. Especialmente ha sido un equipo sólido en casa, donde esta temporada sólo ha cedido un partido. En la promoción hemos podido comprobar que el equipo está compacto. Ahora jugaremos con el Borja, que no ha sido segundo por casualidad".

Advierte que "el Sanfer ha dado una mejora en la liguilla a nivel defensivo. Ahora estamos mejor atrás que en ataque. Pero lo mejor es el bloque. La decisión de mi vuelta la tomaremos con tranquilidad. Si estoy en condiciones para ello, saltaré para ayudar al equipo", sentencia.