Publicidad

La súplica no atendida de Camacho

El técnico del U. Viera prepara el asalto a Tercera frente al equipo en el que debutó con 16 años y al que pertenece en su sección veteranos

  • ACTUALIDAD
  • 31/05/2018 - 12:15
Ángel Luis Camacho, entrenador del Unión Viera. Detrás, el equipo veterano de la UD Icodense, miembros entre los que él se encuentra (C. Torres / ALC)

M.B.

El deporte tiene a veces caminos inesperados. Angel Luis Camacho, entrenador del Unión Viera, confiesa que lleva toda la temporada mirando de reojo la Preferente de la provincia de Tenerife. Y en su deseo, "que el Icodense fuera campeón. Pero no pudo ser porque se lo arrebató el Tacoronte". Esa era la plaza de ascenso directo a la Tercera División, añadida a la del UD Tamaraceite por la provincia oriental del Archipiélago.

La UD Icodense no acababa de desaparecer del panorama hasta que el pasado fin de semana se ganó el derecho al play off eliminando en los penalties al Atlético Paso. Todo estaba encauzado, incluso el error del colegiado del encuentro Tenerife B-Internacional de Madrid. Porque las trayectorias de Icodense y Camacho al fin se reencuentran después de tantos años.

Y es que Angel Luis tuvo sus inicios en el club de Icod de Los Vinos antes del salto al fútbol profesional. Tras salir del Buenavista, "estuve cuatro temporadas en el Icodense. Con él llegué a debutar en Tercera, con apenas 16 años. Viví dos ascensos, un descenso, ... Es un club al que quiero mucho e Icod una población muy futbolera. Para colmo este año he debutado con los veteranos del Icodense".

Ahora Camacho dirige al Unión Viera y a partir de este domingo, a las 12.00 horas (en el Alfonso Silva), se inicia la eliminatoria del ascenso a Tercera entre el representante grancanario y el tinerfeño. En el caso de Angel Luis, se mirarán en el espejo sus responsabilidades actuales con los sentimientos de antaño, o de siempre.

"Nos ha tocado un rival muy competitivo al que conozco bien", matiza. "Además, tiene una afición que le arropa y que le acompañará sin duda hasta nuestro campo. En eso tienen ventaja sobre nosotros, que somos un equipo de un barrio de la capital".

Al Viera le tocará ser epílogo de las dos recientes Ligas con duelos interinsulares. En la pasada temporada, la permanencia se le escapó en la última jornada ante el Santa Úrsula. Esta, en cambio, la escena final se producirá el domingo 10 de junio en el estadio Municipal de El Molino, en Icod. "El fútbol tiene esto. Te da una oportunidad para rehacer lo que padecimos el pasado año. A esta eliminatoria nosotros vamos a llegar muy bien. Tenemos dos bajas. La de Arrazola, por lesión, y la de Ramón, por motivos laborales. Pero el resto está con elevados ánimos y en un buen tono general".

El momento al que alude el técnico del Viera tiene una explicación que señala a su más enconado rival durante la temporada. "Porque el haber competido tan duramente con el Arucas hasta la penúltima jornada, para la segunda plaza del grupo, ha hecho que el equipo llegue hasta el final muy enchufado. Estamos convencidos de que ese nivel lo podremos ofrecer ahora, aunque insisto en la calidad del rival".

Al Icodense lo conoce en profundidad Camacho. Eso es una ventaja. En síntesis, "es un equipo conjuntado desde hace varias temporadas, luchando por este objetivo. Tiene buen trato de balón y equilibrio entre líneas. Creo que la eliminatoria parte a la par".

Si ha de suceder la vuelta del Viera a la Tercera División, ello ocurrirá como visitante porque primero es el anfitrión del cruce. "Cada vez más el jugar fuera o en casa tiene menos importancia. Los colegiados tienen más personalidad y la influencia en los partidos depende más de los futbolistas y de su trabajo como equipo. El orden realmente no me ha preocupado".