Publicidad

Yeray Hernández tiene dos retos como jugador activo a los 40

El capitán del San Mateo renueva otra vez una campaña más

  • TERCERA
  • 01/06/2018 - 14:30
Yeray Hernández 'Cabra', capitán del San Mateo (C. Torres)

M.B.

Yeray Hernández le envía un mensaje al operario que activa la Saeta del reloj. El próximo 19 de octubre, en plena competición de Tercera División, el defensa del Panadería Pulido San Mateo cumplirá en activo los cuarenta años de edad. Ese dato está confirmado después de que esta semana quedara sellada su renovación por el equipo de la Vega.

‘Cabra', como se le conoce en los campos de fútbol, es el jugador más veterano del grupo pero aún no se ve con ganas de convertirse en espectador o técnico. "Mi intención es seguir jugando al fútbol dos o tres temporadas más ... con permiso de mi mujer, claro".

El capitán del San Mateo tiene una ilusión insobornable. Lleva nueve temporadas en el club, en dos etapas, la última de forma ininterrumpida cumplirá un lustro en 2018-19. Defensa recio, ordenado y solidario comprende que su cuidado físico le puede dar para mucho aún. "Mi compañero Rubén (está a su lado en el centro de la zaga sanmateína) es el que controla los datos estadísticos del equipo. Fui el séptimo con más minutos: 2.294 esta temporada. 31 partidos jugados, 25 titular. Me perdí dos por lesión y luego seis por decisión técnica. Pero me veo fuerte, con ganas para seguir. Es amor al deporte o es que me lo paso bien", comenta a los lectores de Tinta Amarilla.

Cuando el verano esté en su punto culminante, Yeray volverá a las órdenes de Juan Carlos Socorro con varios propósitos. Porque a pesar de su larga experiencia todavía tiene deberes por hacer. Uno de ellos, es el gol. "Todavía no he marcado un gol en Tercera División", confiesa entre risas. "Y mira que lo he intentado. Tampoco en propia puerta, ¡eh!".

Esa deuda realizadora también viene acompañada por otra. Porque Yeray es satauteño de nacimiento y, como deportista, ahora defiende el escudo de San Mateo. "Pero no he podido ganar el derbi de las Medianías", indica. "Y eso que yo mismo lo tuve porque fallé el penalti del primero de estos partidos entre los dos equipos, en Los Olivos".

Así que los objetivos colectivos y los individuales están lanzados al destino. "No me importa no marcar al Villa si luego el San Mateo logra la permanencia". Pero algún día, antes de dos o tres años ... tendrá que ser. O nunca.

El penalti malogrado por Yeray en el encuentro ante el Villa de hace dos temporadas. Fue su gran oportunidad de marcar y ganar el derbi de Las Medianías (C. Torres)