Publicidad

CUARTOS DE FINAL DE LA LIGA ENDESA

El Gran Canaria ya es de Euroliga

Los amarillos ganan en la prórroga el tercer partido del play off al Valencia y se clasifican por primera vez en su historia para la máxima competición europea (89-92)

  • CBGC CRóNICAS
  • 01/06/2018 - 22:27
Los jugadores del Gran Canaria y el presidente, Enrique Moreno, eufóricos en los vestuarios de La Fonteta (ACB Media)

Juan Pedro Borrego

Foto: ACB Photo/M.Á. Polo

El Gran Canaria se queda con la Euroliga. En un partido épico, en el que todo se pudo dar por perdido en el inicio del último cuarto, los amarillos resolvieron en la prórroga su primera gran clasificación para la máxima competición europea y de paso, dejando KO en los play off por el título al vigente campeón. Un gran Gal Mekel y los triples en el postre de Eirksson y Rabaseda fueron la pesa que descompensó a su favor un igualadísimo partido con el Valencia, en el que se empezó bien, se sufrió al campeón y se supo sobreponerse a sus superioridad en el rirmo de juego.

Aunque con un inicio diferente, la primera mitad del tercer partido tuvo mucho que ver con el inaugural de la serie entre Valencia y Gran Canaria. Para llegar a una solución parcial de un solo punto de diferencia (37-38) con ocurrió seis días antes (35-36), los amarillos tuvieron un inicio acertado. Con la actuación de Balvin como factor desequilibrante, la victoria del primer cuarto (14-20) era alentadora para los amarillos y complicada de asumir para los aún vigentes campeones de Liga.

Con ocho puntos de ventaja (18-23) tras dos aciertos triples galácticos de Eriksson y Paulí, el Gran Canaria soñaba a 7 minutos del descanso. Pero Valencia tiró de galones con San Emeterio y Dubljevic contrarrestando la inspiración insular y liderando un parcial 12-5 que despertaba del sueño a los de Luis Casimiro. Volvía el toma y daca de los dos conjuntos y el Herbalife se mantenía firme pese a la avalancha toronja para devolver, al menos, los golpes con pasión y mantener esa mínima renta antes de tomar el camino de vestuarios, donde ya se quedaba lesionado Joan Sastre.

El retorno a la pista no iba a cambiar nada las cosas. Pese a que era el Valencia quien aparentaba dominar el ‘tempo' del juego, los representantes grancanarios sabían sufrir y mantenerse en el partido. Al Granca le costaba estar más cómodo porque los de Vidorreta le estaban arrebatando el dominio en el rebote y cerca de canasta San Emeterio no contaba con un defensor adecuado. Así, fue cobrando confianza nuevamente el equipo local después del palizón del miércoles en 7 Palmas; y con un triple de Doornekamp, alimentar su seguridad para despedir el tercer cuarto con su máxima renta (60-55).

Se le atragantaba el partido al Gran Canaria al mismo paso que al Valencia se le ensanchaban los aros para imponer un parcial 10-0 con el que encaminar su sentencia de la eliminatoria. No era el momento de desconectar como en otras ocasiones durante la temporada. El premio de la Euroliga merecía un paso al frente. El Valencia ponía entonces su muralla y al Herbalife parecía que le faltaba oxígeno para tomar decisiones correctas. Con el colchón de entre 8 y 10 puntos, los locales jugaban con el reloj corriendo a su favor (70-60 a 4:14 del final).

Tocaba ya darlo todo. Presionando en defensa, el Granca rozó la gesta cuando se colocaba primero a cuatro puntos (72-68) a 2:30 del final y a dos cuando Eriksson embocó un nuevo triple (73-71) a 1:50. Y en estas situaciones puede ocurrir lo que le pasó a los isleños, que te pasas de frenada. Sin control en las posesiones, pese al excelente final anotador de Mekel, los de Casimiro le dieron vida a un Valencia que no dejó pasar sus opciones de victoria desde la línea de tiros libres o con la puntería de Van Rossom en el triple (78-73). Mekel a la remanguillé y Eriksson a la pata coja se resistieron hasta que casi sobre la bocina el base israelí sacó una falta de oro para empatar el partido con un décima de reloj (81-81) y forzar la prórroga.

Y en el tiempo extra, dos nombres, Rabaseda y Eriksson, que desde los 6,25 pusieron tierra de por media en la recta final (87-89) y tener, con 10 segundos de reloj, la posesión de la gloria en una situación de partido inversa a la que se había dado en el tiempo reglamentario (89-90) en la que las manos de Oliver no fallaban (89-92) para provocar dos acciones imposibles y fallidas de los chés.

Ficha del partido
89 Valencia Basket (14+23+23+21+8):
S. Van Rossom (17), R. Martínez (4), F. San Emeterio (22), W. Thomas (10), B. Dubljevic (13) -equipo inicial-, A. Abalde (7), G. Vives (2), I. Buva, J. Sastre, E. Green (5), A. Doornekamp (9) y T. Hlinason.

92 Herbalife Gran Canaria (20+18+17+26+11): A. Oliver (13), X. Rabaseda (10), N. Radicevic (9), L. Fischer (2), E. Báez (5) -equipo inicial-, M. Eriksson (18), G. Mekel (12), D. Seeley (2), O. Balvin (12), A. Pasecniks (1), O. Paulí (8) y P. Aguilar.

Árbitros: E. Pérez Pizarro, Benjamín Jiménez Trujillo y Carlos Peruga. Eliminado por faltas: Báez (m. 42).

Incidencias: 3er partido de play off en cuartos de final de la Liga Endesa. Pabellón Fuente de San Luis.

 

Galería de fotos

Los jugadores del Gran Canaria y el presidente, Enrique Moreno, eufóricos en los vestuarios de La Fonteta (ACB Media)
Radicevic protege el balón ante Dubljevic. (ACB Photo/M.Á. Polo)