Publicidad

Play off por el título

92-83: El Madrid no está tan lejos

El Gran Canaria ofrece un gran segundo encuentro, pero cede en el último cuarto ante un campeón de Europa que pasó muchos apuros

  • CBGC CRóNICAS
  • 05/06/2018 - 20:29
Radicevic, que tuvo una labor extraordinaria, en el dribling a Campazzo, que se deja caer (ACB Media)

B. Pérez

El Gran Canaria recibirá al Real Madrid este jueves con la amenaza de quedar eliminado en la lucha por el título de la Liga, en etapa de semifinales. A pesar del notable encuentro ofrecido por los amarillos este martes, el equipo de Pablo Laso acabó encontrando los puntos que le otorgaron la segunda victoria de la serie (92-83).

El Gran Canaria tuvo aguante en tres cuartas partes de la contienda, pero acabó sucumbiendo ante las genialidades de Doncic, el oportunismo de Llull y el poderío general de los vigentes campeones continentales.

El Gran Canaria no le perdió la cara a la eliminatoria, ni siquiera mostró síntomas de haber acusado el primer golpe del tiburón blanco. Su tarjeta de presentación de nuevo fue extraordinaria, jugando a la par con el campeón de Europa, que no sabía cómo despegar en el marcador.

El equipo de Luis Casimiro se enfundó disfraz de Euroliga. Contestó a todas las propuestas de su rival pero, además, sacó a relucir todo su arsenal en el juego ofensivo. Se fue al descanso con 7 triples convertidos y 50 puntos en su haber, a sólo dos de un Real Madrid poderoso, que además recibía ayudas puntuales de los colegiados para resolver las dudas. Dos tapones extraordinarios de Rabaseda y Balvin los convirtieron en canasta y falta del checo, respectivamente, en una etapa del partido en la que cualquier detalle era importante.

La aparición de Eriksson en el segundo cuarto dejó al Gran Canaria con interesantes rentas a su favor, que llegó a ser de hasta 8 puntos (33-41) en una fase de exhibición ofensiva de los amarillos. Cada jugada era un dolor para Pablo Laso, que apeló a la salida de Tavares, a las genialidades de Doncic y al acierto de Llull para poder disfrutar de una mínima renta en la tregua.

Todo estaba a la par en el descanso, con sensaciones al alza para los visitantes grancanarios. Por momentos, las 9.000 almas del WiZink se silenciaban porque no doblaba la rodilla un oponente dispuesto a correr, rebotear, defender y tirar con acierto hasta la zapatilla.

Los temores de Laso siguieron en crecimiento porque las pautas se mantuvieron en el tercer cuarto. El equipo blanco tuvo un apagón ofensivo, auspiciado por una defensa agresiva y eficiente de los amarillos, y cedieron de nuevo el mando de las operaciones.

Con un parcial 3-13, el Gran Canaria encendió de nuevo la alarma en el banquillo local. El conjunto de Casimiro llegó a disfrutar de balón y 63-70 en el marcador. Pero en ese momento, el campeón de Europa sacó el resto enlazando un 0-7 en el final del tercer cuarto y un 6-0 (dos triples) en el inicio del último.

El Gran Canaria pareció acusar entonces una pedalada inferior que su rival. Y fue suficiente ese hecho para que el Real Madrid metiera gas en su juego y obligara a un tiempo muerto visitante con un marcador lanzado en pocos minutos (81-72), en un abrir y cerrar de ojo.

La maquinaria blanca pudo funcionar en el tramo final del encuentro. Laso se vio obligado a probar una y otra vez la puntería de todos sus principales actores hasta que, por fin, encontró el momento de fragilidad de un rival que cayó con las botas puestas una vez más. Pero el Real Madrid no pudo respirar hasta las últimas jugadas de la noche.

El siguiente encuentro se disputa en Gran Canaria con un aroma de que no está tan lejos del máximo aspirante al título.

Alineaciones:

Real Madrid: Campazzo (9), Causeur (6), Taylor (5), Reyes (2), Ayón (12) -inicial-, Randolph (1), Rudy Fernández (8), Doncic (14), Carroll (9), Tavares (8), Llull (13) y Thompkins (5)

Gran Canaria: Oliver (7), Radicevic (11), Rabaseda (8), Báez (9), Fischer (5) -inicial-, Eriksson (12), Mekel (7), Seeley (-), Balvin (13), Pasecniks (4), Paulí (2) y Aguilar (5)

Marcador cada diez minutos: 19-21, 52-50, descanso, 70-70 y 92-83, final.

Arbitros: García González, Carlos Peruga y Oscar Perea

Segundo encuentro de la serie semifinal de la Liga ACB, disputado en el WiZink Center de Madrid, ante 9.256 espectadores.