Publicidad

Aday López

"Firmaría dar a Abraham el pase del gol del ascenso"

El delantero del San Fernando espera que el equipo logre un resultado óptimo en la ida frente al Durango, para jugarse el billete con garantías en el País Vasco

  • NOTICIAS
  • 14/06/2018 - 12:54
Aday López celebra su gol al Marino Luanco, en la primera eliminatoria de la promoción de ascenso de 2018 (C. Torres)

M.B.

Se acercan los días más importantes en la historia breve de la UD San Fernando. El domingo, el primer asalto por el ascenso a Segunda B con la Cultural de Durango. Y siete días después, la vuelta en Tabira para resolver la eliminatoria y el billete para la categoría de bronce. "Queremos hacer un buen resultado en la ida para poder ir con garantías al País Vasco. Estamos muy ilusionados y con ganas de que llegue ese momento".

Quien habla para los lectores de Tinta Amarilla es el hombre de los 30 goles, el goleador Aday López, la principal referencia ofensiva del equipo de Maspalomas. El ariete está en todos los informes rivales, por su alta capacidad de remate que ha evidenciado desde que luce el azul del Sanfer. Pero, más allá de los éxitos personales, Aday anhela el colectivo. "Si el equipo asciende, habremos ganado todos".

Días atrás, su compañero Abraham declaraba en estas mismas columnas que su ilusión era contribuir a que Aday López alcanzara la media centena de goles esta temporada. Se quebró esa posibilidad por la lesión. El delantero recoge el guante y admite que no le importaría cambiar todo su la gloria eterna se la lleva su socio: "A Abraham le debo mucho esta temporada. Nos hemos entendido muy bien en ataque desde el principio. Si llevo 30 goles creo que la mitad fueron pases suyos. Cuando se lesionó lo sentimos todos. El equipo lo acusó y yo también", expresa. "Pero ahora está de vuelta y cada vez está aportando más. Es una alegría verle ya otra vez en los campos de fútbol. Ahora mismo firmaría darle el pase del gol que sea el de nuestro ascenso a Segunda B. Sería un final completo; se lo merece. Lo colectivo es más importante".

Lo que tiene claro Aday es que "no quiero quedarme en los 30 goles. Trabajaremos para marcar en la próxima eliminatoria, que será muy reñida". Aunque, de momento, no hay valoraciones definitivas sobre las cualidades de la Cultural. Aunque "si ha sido primer clasificado de grupo es porque ha acumulado muchas cosas buenas en la temporada. No puede ser casualidad, aunque ser primero no le da garantía de ascenso".

Aday avala las fortalezas del Sanfer. "En casa, en estas eliminatorias, el equipo ha estado muy fuerte. Hemos ganado los partidos y los rivales sólo nos han hecho un gol. Porque, en líneas generales, creo que el equipo ha crecido mucho a nivel defensivo. Si logramos un buen resultado en casa este domingo daremos un paso importante, porque el equipo ha demostrado que puede competir bien como visitante".

Aday jugó la primera eliminatoria de 2017 frente al Tuilla, pero no pudo continuar luego contra el Ecija. Esta temporada marcó de penalti frente al Marino y también participó en el doble enfrentamiento con el Borja, resuelto con un solitario gol de César. "Las defensas rivales en la liguilla no son tan diferentes a muchas que hemos visto en la liga regular del grupo canario. El Tuilla, por ejemplo, no me pareció tan fuerte. Aunque sí es verdad que el Borja, como equipo, está muy bien trabajado a nivel defensivo. Nos costó mucho desordenarle para marcar el tanto".

En 180 minutos todo habrá acabado. Y en las dos anteriores rondas, el San Fernando terminó los emparejamientos con celebraciones en ‘territorio comanche'. Aday explica el por qué. "Cantamos cuando eliminamos al Marino por aquello que dijo el entrenador (Oli Alvarez) sobre los jugadores canarios. No creo que su intención fuera menospreciarnos, pero si creía que no teníamos intensidad para luchar, le demostramos que estaba equivocado. Y lejos de ser un motivo para desmotivarnos hizo que el equipo al completo se motivara más".

Lo ocurrido en Borja fue diferente. "No sé por qué aquellos aficionados comenzaron a insultarnos, nos llamaron africanos nada más llegar al campo. Allí había una gran fiesta pero si creían que nos estaban desmotivando hicieron lo contrario. Por eso lo celebramos así. Todavía no sé la letra que podría salir cuando juguemos en Durango", culmina el ariete.