Publicidad

Opinión

  • Gran Canaria no conoce aún dónde se ha metido. No lo sabe en profundidad su población, quizá sí sus organizadores logísticos de la sede mundialista de 2014. Pero pronto se percatará del alcance de la noticia que acaba de confirmarse este miércoles: la nueva generación del mejor equipo de todos los tiempos de cualquier modalidad deportiva nos ha elegido. El Dream Team ha colocado en el mapa del baloncesto mundial al Gran Canaria Arena apenas unos días después de su nacimiento. Le sitúa durante unas fechas junto al Madison Square Garden (de Nueva York), United Center (Chicago) y la sede habitual de su preparación del equipo USA en Las Vegas. No existen esta vez otras ciudades, no habrá otros destinos donde el equipo de ensueño de 2014 ponga sus pies antes de viajar a Bilbao para acometer su calendario del Mundial. ¿Eso cómo se cuantifica?.

    El consejero de deportes Lucas Bravo de Laguna comentaba esta tarde en su cuenta personal que se trataba de un día histórico para la islita en su promoción internacional y deportiva. Y se va a quedar pequeño este pronóstico cuando ese equipo y su séquito aterrice, con el adicional atractivo que representa el cruzar el Atlántico por vez primera en el año que defenderá su prestigio mundialista del torneo FIBA. Será, además, la segunda defensa en España de Estados Unidos como Dream Team, después de formarse aquel irrepetible de 1992 que enamoró en Barcelona.

    En esa cita olímpica estuvimos como periodista acreditado a los Juegos siguiendo cada paso, día a día, al equipo que colapsaba las noticias en un evento deportivo lleno de estrellas de primera línea. A su llegada se organizó una rueda de prensa con ¡¡800 periodistas!!, cita a la que había que acudir con prontitud porque el cupo de la sala era limitado. Para preguntar se hicieron dos hileras de informadores y a la hora se cerró el turno.

    Si Larry Bird tenía molestias de la espalda, había conexión en directo. Si se producía un chiste malo de Michael Jordan ... a parar la rotativa. El Dream Team fue y es el equipo más mediático de la historia, llevando a su estela a periodistas de todas partes del Planeta. Todo es noticia: desayuno, almuerzo y cena. 22 años después de aquel equipo de los Jordan, Magic, Bird, Pippen, ...  la situación es la misma, con una resonancia informativa brutal para cada pequeño instante de ese enorme conjunto.

    Por todo ello, es un lujazo sin precedentes el que se vivirá en el mes de agosto en la capital oriental del Archipiélago, hasta ahora huérfana de este tipo de acontecimientos. En Santa Cruz nos recuerdan cada vez que aludimos al Mundobasket de 1986 que "por aquí pasaron los plavis con Drazen Petrovic", en la fase preliminar que se disputó con Holanda, Nueva Zelanda, Malasia, Argentina y Canadá. En el futuro diremos que al bautismo internacional del Gran Canaria Arena acudió el equipo con el todos soñaríamos. Porque el paso del Dream Team no se ciñerá al 26 de agosto; es un día de gloria para toda la vida.

    Imagen de una de las ruedas de prensa multitudinarias del Dream Team de Barcelona 1992, con todo el equipo de Chuck Daly ante 800 periodistas (ElDreamTeam)

OTRAS OPINIONES DE ESTE AUTOR

  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad