Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Opinión

  • Qué el resultado es corto es una obviedad, pero no deja de ser un marcador que hace soñar en la posibilidad de que el partido de "El Molinón" no será el último de la temporada. Una eliminatoria no es un partido de 90 minutos, sino de 180, y a nosotros nos gustó la Unión Deportiva de esta primera parte de la eliminatoria, tanto que si se mantiene la misma actitud, la misma seriedad defensiva, nos hace pensar en que, incluso, la victoria es posible el próximo domingo, en Gijón. ¡Qué será difícil!. Pues sí, porque el Sporting también se está jugando la posibilidad de retornar a Primera, al igual que Las Palmas. Los dos tienen las mismas aspiraciones, pero ojo, los amarillos ya van por delante en el marcador.

    En el Gran Canaria vimos otra UD, más cercana a lo que se espera de esta plantilla, ante un buen equipo, bien plantado en el campo, que trataba de anular la inspiración de Valerón para que no diera esos pases que sólo el mago de Arguineguín sabe gestionar. Lo cocieron a patadas, sobre todo en el segundo tiempo, hasta que tuvo que ser sustituido. Quizás en este sentido habría que reprochar al colegiado riojano Ocón Arraiz la tolerancia que tuvo en algunas acciones del partido, no manteniendo un mismo criterio para ambos equipos. Nos pareció un gesto arrogante incluso el señalar el final del encuentro cuando Las Palmas iba a colgar un balón al área, en saque de banda.

    El domingo veremos otro partido distinto. Ojalá el tándem Josico-Guerrero sepa acertar con el planteamiento, porque la tensión hay que ponerla desde el minuto cero. El Sporting saldrá a igualar la eliminatoria desde ese momento, porque sabe que tiene que marcar dos goles y que Las Palmas no le haga ninguno, y el pálpito que tenemos en este momento es que la Unión Deportiva marcará algún gol en Gijón, cuando los rojiblancos de Abelardo tengan que hacer un planteamiento distinto para tratar de alcanzar su objetivo.

    Hay que mantener la esperanza en esta plantilla hasta el final. La posibilidad del ascenso sigue en alto, aunque las dificultades también van creciendo. Pero por lo visto este miércoles en Siete Palmas le damos un voto de confianza, entre otras cosas, porque soñar es gratis, y mientras no se demuestre lo contrario, hay esperanzas de superar la eliminatoria.

     

OTRAS OPINIONES DE ESTE AUTOR

  • Publicidad