Publicidad
Publicidad

Opinión

  • No hay mejor dosis de medicina para los males que levantar la cabeza, mirar hacia delante y volver a empezar. Y de esa medicina ha tomado la Unión Deportiva Las Palmas para superar el virus maligno que le sacudió el 22-J. Altas, bajas, nuevo secretario técnico, nuevo entrenador y a trabajar. La afición ya se infiltró con la misma vacuna y ahí la tenemos renovando sus abonos, recibiendo a técnico y refuerzos con entusiasmo, al mismo tiempo que dando muestras que ésta afición está viva, dispuesta a llevar en volandas al equipo a la Primera División, aunque siendo sinceros, el primero que se vacunó fue uno de los principales afectados del virus, Miguel Ángel Ramírez, que al día siguiente ya no hablaba de lo que pasó, sino de lo que se proyecta para esta temporada de la que pronto ya tendremos calendario.

    Esta es la realidad, y la historia se repite. Trabajo duro en los despachos en estas fechas para tratar de conseguir la plantilla más competitiva, y entrenamientos para conseguir de esos jugadores que lleguen a la primera fecha del campeonato dispuestos a meter en la saca los puntos en juego. El pasado nos sirve de referencia, de corregir los errores y también para aprovechar en lo que se acertó. Errores como el de perder tantos puntos ante los equipos más flojos, y de ahí que los técnicos tengan que analizar porque la Unión Deportiva se mostró tan mal ante los débiles. Si faltaba la ambición necesaria o concentración, pero tienen que ser ellos, junto a los jugadores, los que deben de poner sobre el campo el espíritu del play off, pero no al final del campeonato, sino desde los primeros compases, para cuando haya un "lapsus" se tenga la renta suficiente para no perder el compás.

    Pronto comenzarán los encuentros amistosos, que no debemos que son así, de entrenamiento, donde el resultado es lo de menos. Hay que acoplar una plantilla renovada, con jugadores que tienen que adaptarse a sus nuevos compañeros y el estilo de juego que Paco Herrera quiera, o entienda que es el que mejor resultado le puede dar. Para eso ha sido contratado. Volvamos a soñar, que si se hacen las cosas bien, seguro que se convertirá en realidad.

     

  • Publicidad