Publicidad
Publicidad

Opinión

  • Cae septiembre, el primer mes de competición. Y tras este breve parcial de la Liga, la clasificación de Segunda División nos ofrece su lógica. Ya están arriba los conjuntos que podríamos considerar en candidaturas de ascenso; aunque aún quedan por mostrarse todos los cualificados para la pelea estelar. La Unión Deportiva Las Palmas era hasta el derbi el equipo más en forma; podrá demostrarlo de inmediato si supera este primer bache. Y le sigue en la tabla el que considero como mejor conjunto futbolístico del momento: el Real Valladolid. En estas seis primeras jornadas, el equipo pucelano es el que mejor gusto tiene con el balón, basando su juego en la posesión, con calidad elevada en sus futbolistas a nivel técnico. Sabe abrir muchos espacios en sus rivales, aunque también los genera.

    Las Palmas es, hasta ahora, un equipo intenso, vertical y agresivo en ataque. Con esos tres conceptos ha hecho méritos para convertirse en el líder de la categoría. Y destaco, hasta esta pasada semana, su solidez general porque tras el primer cuarto de hora en el derbi no logró mantenerla. Le faltó fútbol en esa etapa del partido tras el 0-1. La idea es la idea y debe imperar siempre, de ahí que cualquier líder también se vea en la obligación de superar este momento de crisis que le ha generado un resultado adverso, al igual si es ante el rival regional.

    Sigo con el Sporting, que es un conjunto joven, dinámico y aguerrido en su juego. Quizá deja la incógnita de poseer una plantilla corta, pero se le ve que tiene argumentos para pelear con los de arriba. No dejo de observar en esta breve selección inicial a Girona y Alcorcón, porque siguen en la competición con ideas establecidas que le han ido bien en temporadas anteriores. Viven de su presión y son equipos que generan batalla en cualquier escenario.

    Hasta ahora, el Betis está llevando una trayectoria irregular pero en recuperación. Es el equipo de los descendidos de Primera que menos problemas de adaptación está teniendo en la nueva competición. Está sufriendo menos pero todavía está en la búsqueda de su identidad. La plantilla tiene un potencial brutal, y nos deja tranquilidad pensar que su margen de mejora es todavía importante y trabaja para ello. Podríamos entenderle como un equipo que está como la propia competición, yendo a más jornada a jornada.

    La Liga tan larga descubrirá quién es quién en ella. Me gustó una frase de Paco Herrera al decir que él va descubriendo a su equipo cuando va viendo las respuesta que ofrece en cada tipo de situaciones del campeonato. Su capacidad de análisis es conocida y diagnosticar lo ocurrido en el derbi le permitirá encontrar soluciones. Antes del partido, todos eran conscientes -incluso el Tenerife- de que Las Palmas era superior al llegar al Heliodoro. Aunque de estos partidos de rivalidad suelen salir conclusiones atípicas porque son momentos atípicos también del campeonato. Pero el resultado de Tenerife no puede sorprender tanto porque a cada domingo que pasa en la Liga está mejor en muchas facetas. Si le dejas hacer, pueda dar más de un disgusto.

  • Publicidad