Publicidad
Publicidad

Opinión

  • A un Nauzet así lo quiere cualquiera: asume responsabilidades y las resuelve; ataca, presiona, defiende, se sacrifica, acierta y, además, es definitivo. Un jugador de este calibre vale millones en el mercado futbolístico. Un futbolista con esta personalidad, como el que hemos visto en las últimas semanas en la UD Las Palmas, puede llegar muy lejos y puede hacer que su equipo viaje muy lejos también.

    Es fácil hablar de Nauzet Alemán en las circunstancias actuales, después de marcar desde cualquier posición, con o sin movimiento de balón. Aparece en el momento justo para meter un cabezazo, incluso, cual ariete. Batalla todos los balones, se molesta por el que no hace, habla lo justo y enamora hasta a su propio entrenador. Ese genio que lleva dentro ha salido y va a convertir críticas o dudas en ovaciones. Sería lo justo.

    Nauzet así se gana nuestro cielo. Pero recordamos ahora, precisamente en el momento más dulce desde su regreso a la UD Las Palmas, las primeras frases de Paco Herrera al llegar a la isla y sin haber saludado aún al jugador grancanario en el que tanto creía. "Tenemos que recuperar la mejor versión de Nauzet Alemán". Hablaba del Nauzet de Valladolid, en contradicción a otros momentos y etapas. Pues, señor Herrera: Dicho y hecho.

    Y ahora cabe decir: hay que consolidar este nivel del futbolista grancanario, porque lo mejor de Nauzet está por venir. Y, con él, también lo mejor de la UD.

    La felicitación de los amarillos a Nauzet Alemán, tras su gol en Balaídos (Liga Profesional)

OTRAS OPINIONES DE ESTE AUTOR

  • Publicidad