Publicidad
Publicidad

Opinión

  • Cuando Ronaldo Peña aterrizó en Gran Canaria hace apenas un par de semanas y tuvo su primer encuentro con los redactores de Tinta Amarilla, el refuerzo de Las Palmas Atlético dejó para el final una pregunta. "Dígame: ¿cómo fue lo de Rondón aquí?". Venezuela, el país que junto a Cuba es el asignado por la Liga Profesional para que la UD Las Palmas sea embajador de nuestro fútbol, viene aportando interesantes jugadores a la Ligas española y europeas en la última década. Futbolistas vinotinto han logrado amoldarse a una competición y un fútbol de mayor nivel y, en casos como el de Rondón, fueron objeto de deseo para ser luego promovidos desde clubes más modestos a otros de mayor rango. Vienen ilusionados por las ganas de triunfo, con hambre de fútbol, y ese combustible les está llevando lejos.

    Cuando Rondón fue captado por la UD Las Palmas, vía asesores, en su cabeza no pasaría todo lo que le ocurrió en estos siete años desde su salida del Aragua FC. Un despiste administrativo dejó libre en Venezuela a un cotizado futbolista juvenil que ya se había estrenado en la Primera División de su país. En 2008 la UD Las Palmas estuvo atenta, paciente, para ser luego club anfitrión de una figura en ciernes, al que sólamente sus captadores adivinaron el verdadero potencial. En aquel momento, al anunciarse el fichaje de Rondón, hubo una sorpresa extraordinaria que él mismo logró silenciar con su progresión y goles.

    Casos de escapadas como la de José Salomón Rondón no son hechos aislados en el fútbol. En 1990 se produjo un episodio similar con el CD Tenerife y la pesca de Fernando Redondo procedente-liberado por otro error de gestión de Argentinos Juniors. El acierto del club promotor es estar bien informado para hacerse con joyas que están por pulir; el mérito del futbolista es llevar su esfuerzo hacia el carril del éxito.

    Rondón es un jugador récord en la historia de la UD Las Palmas, porque ha sido protagonista de cuatro traspasos millonarios, con operaciones que en su globalidad alcanzan los 50 millones de euros. Rondón agradecía este lunes en su cuenta personal a todas las personas que le han ayudado a llegar tan lejos. Tendrá que hacer un paréntesis especial con Sergio Kresic. El hispano-croata se percató de su gran potencial en los meses que le dirigió. Le enseñó especialmente a apoderarse de los partidos empleando mejor su físico y su olfato de gol. En el verano de 2009 le transformó y hoy es una figura consagrada a nivel mundial.

    Pero la maquinaria no para. La UD Las Palmas recientemente volvió al territorio de Rondón. Encontró ahora nuevos valores con posibilidades de proyección. El mencionado Peña es uno de ellos. Este jugador ha llegado a Gran Canaria con los ojos más abiertos que el propio chico del Aragua. Pregunta por Rondón, le han puesto como ejemplo para venir a un club con tanta vocación de proyectar jugadores. Quizá en unos años tengamos que explicar al siguiente cómo fue lo del otro Ronaldo. Los técnicos que le están entrenando ven en él un camino.

OTRAS OPINIONES DE ESTE AUTOR

  • Publicidad