Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Opinión

  • Al finalizar el partido del domingo ante el Real Madrid, en el Estadio Gran Canaria, nos vino a la memoria como en otras ocasiones, en el Estadio Insular, donde la Unión Deportiva jugando mejor que los merengues, caía derrotado. De ahi que cuando el resultado era positivo se celebraba con mayor alegría. El Madrid ha sido históricamente un "gafe" para los amarillos, desde la decada de los sesenta, cuando Las Palmas fue segundo, y el campeón era el cuadro blanco. Además, con arbitrajes similares al de Fernández Borbalán, donde en caso de jugada dudosa, se inclinaban del lado del más poderoso, del blanco, llevando a la afición local al enfado y desencanto, pese a que me puedan decir que no dudo en la expulsión de Sergio Ramos. Una tarjeta roja que llegó en los ultimos minutos, cuando el Madrid ya tenia el 1-2. Si el agarron de Pepe a William José hubiera sido al revés, el color de la tarjeta era distinto.

    Pablo Porta, el que fuera presidente de la Real Federación Española de Fútbol, dijo en una ocasión, tras eliminar a Dinamarca en una tanda de penalties, que Miguel Muñoz "tiene una flora en el culo", a lo que el entonces seleccionador y técnico del Real Madrid replicó que "vale más tener eso que otra cosa". Y yo creo que esa flor la tuvo este domingo Zidane, que se llevó tres puntos de 7 Palmas sin hacer mérito alguno. Aún no nos explicamos como es posible que siendo el equipo de Setien tan superior, sobre todo en el segundo tiempo, la Unión Deportiva no lograra un resultado positivo, encajando dos goles similares tras lanzamiento de corner.

    La Liga entra en su recta final y el equipo demuestra que está en condiciones de lograr la permanencia, pero hay que pelear mucho, como se hizo recientemente en Eibar o Villarreal. Ya queda poco tiempo para nuevas experiencias. La última fue esa dupla en los centrales, con Bigas y Lemos, relegando al banquillo a Aythami Artiles y a David Simón, a la grada. Triste esta última situación que debe de hacer meditar al lateral que en la pasada campaña sorprendió en Segunda División, y que en la actual ha ido de más a menos acabando eclipsado en una cita tan mediática como era la de la visita del Real Madrid. Muchos jugadores hemos visto quedarse en el camino, pues como dice el dicho: "lo importante no es llegar, sino mantenerse". Hay que aplicarse más Simón, que la vida de un futbolista es corta.

    Volviendo al partido con los merengues cierto es que salimos del Estadio cabreados, deportivamente hablando, porque una vez más no se le ganó al Madrid cuando más se merecía. Pero hay que ser positivos, pensar en la racha de tres victorias seguida, dos fuera de casa, además en campos dificiles. Ahora a San Sebastián, donde las opciones de triunfo no son descabechadas. Sabiamos que Las Palmas enfrentaba a una competición complicada y dificil. De nada servirán todos los piropos que se reciben, si el juego no se revierte en victorias-.

OTRAS OPINIONES DE ESTE AUTOR

  • Publicidad