Publicidad
Publicidad

Felipe Martín

"¡Menudo lujazo!. A mi homenaje vendrá el líder de Primera"

El defensa internacional fue protagonista el 1978 cuando la UD también coronó la clasificación con Muñoz y esta semana verá en Los Cuartos a sus ex equipos

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 29/08/2016 - 11:54
Felipe Martín, el defensa internacional que será homenajeado el jueves por Orotava y Las Palmas (C. Torres)

Manuel Borrego

Felipe Martín (4 de febrero de 1952) vive unas fechas especiales esta semana. Este jueves 1 de septiembre recibirá un homenaje de la UD Orotava, con motivo del amistoso frente a la UD Las Palmas. Y ese día en el estadio de Los Cuartos aparecer el primer clasificado de la Primera División española. "Se lo decía este lunes a don José Aguilar, que fuera presidente de la UD Las Palmas. ¡Menudo lujazo!. Soy un afortunado: ni en sueños pensé que el líder de Primera vendría a mi homenaje. No sé cuantas personas lo podrán decir pero estoy muy orgulloso de que esto suceda así. Estoy en una semana muy emotiva y la presencia de Las Palmas, en estas condiciones, lo hace mayor todavía".

El partido entre la Orotava y los amarillos servirá para que Felipe reciba la insignia de oro y brillantes de la UD Oratava, como único internacional brotado del club tinerfeño. Era intención del club grancanario, en donde militó desde 1973 a 1987 (385 partidos oficiales), entregarle también la suya pero "ya la recibí el día de mi retirada, en una cena conmemorativa. Me la entregó personalmente don Jesús García Panasco. Agradezco el gesto de los actuales dirigentes".

"Todo esto se ha preparado por sorpresa. La única fecha que tenía libre Las Palmas es el parón de esta semana. Y la casualidad hace que venga como hace muchísimo tiempo que se no se lograba".

Fue líder con el equipo de Muñoz en 1978

El nombre de Felipe enlaza precisamente dos fechas entre casi 38 años de distancia. Porque el defensa central era miembro de la plantilla amarilla que, con Miguel Muñoz al frente, se puso líder en la clasificación en los albores de la temporada 1978-79. "Sí me acuerdo perfectamente de los partidos, especialmente de la victoria 2-4 al Racing. Teníamos un gran equipo, muy bien montado. Y Miguel Muñoz lo dirigía de maravilla. Todo funcionaba bien".

Porque el que fuera técnico del Real Madrid y de la selección española fue el hombre que hizo un descubrimiento clave en la vida de Felipe Martín. "Nunca antes había jugado en la defensa. Siempre fui un jugador de ataque", recuerda a los lectores de Tinta Amarilla. "Como mucho, cuando estuve cedido en el Sant Andreu, Daucik me utilizó como centrampista. Pero en las pretemporadas, cuando muchas veces íbamos a Los Cuartos a jugar partido amistosos por ejemplo, a Muñoz y a los jugadores nos gustaba cambiarnos de posiciones. Delanteros a defensas, defensas a delanteros", ...

Así que, sin sospecharlo, el madrileño hacía sus cálculos con Felipe. "Fue un gran acierto el suyo, especialmente para mí. Ya me había anunciado que me iba a probar como líbero. Había una necesidad en el equipo tras la marcha de Quique Wolff al Real Madrid, que a su vez había suplido la ausencia de Tonono, tras su fallecimiento". Y el cambio ocurrió en Almería: "Fuimos a jugar otro verano más el torneo de allí. Y cuando Muñoz dijo la alineación anunciando que jugarían Carnevali, Martín, Felipe, ... comenzaron a temblarme las piernas. Sin embargo me salió un buen partido. Y la primera crítica en la Liga, tras jugar con el Burgos, también fue positiva. Todo ello me dio mucha confianza. Y así fue cómo poco a poco acabé jugando como defensa central". Con tanto éxito que Ladislao Kubala le haría debutar en esa posición en la selección española, el 29 de marzo de 1978 frente a Checoslovaquia.

"Reconozco que en aquella época había grandes delanteros", matiza. "Pero la pareja que yo formaba con Roque Díaz no era precisamente muy alta. Entre los dos, una media de 1.80, quizá los centrales más bajos de la Liga. Pero había astucia. Por ejemplo: A Santillana, que era el mejor rematador de cabeza, le marcábamos haciendo un bocadillo. La vigilancia delante y atrás, sin dejarle hacer. Sacamos muchos recursos a nuestras cualidades".

Felipe se identifica con lo que está haciendo la UD Las Palmas porque "ese fútbol actual, que todo el mundo elogia, ya se lo había visto a los amarillos en los años sesenta. También en mi época, aunque con algunas características propias", recuerda. "La gente en la Península silbaba a Las Palmas, porque era capaz de dormirles".

La UD hará mucho daño en ataque

Sobre el proyecto actual de Quique Setién subraya que "tiene las ideas claras. Me gustaría que atrás, en el juego aéreo, no sufriéramos tanto en defensa. Pero es un factor que se puede corregir. Las Palmas es líder, no sé cuánto tiempo. Pero tengo la impresión que va a hacer mucho daño delante en esta Liga. Tiene muy buenos jugadores de ataque, con un centro del campo que sabe moverse y jugadores con mucho gol arriba. Lo de las dos primeras jornadas no ha sido tan casualidad, aunque el fútbol, para mí, lo veo a medias porque ver a Las Palmas por la tele me pone muy nervioso. Esta vez nos está haciendo disfrutar".

No se inclina a hacer valoraciones individuales. "Nunca me ha gustado. Hay muy buena gente en todas las parcelas del campo. Pero puedes tener un gran motor en el coche que no funcionaría sin una buena batería. Yo valoro mucho a todo tipo de jugadores. No era capaz de hacer el trabajo de Félix El Negro (Marrero), pero sin su generosidad el resto de los compañeros no lucirían igual. En el fútbol, el equipo lo es todo".