Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Una pegada como nunca antes

Los 14 goles a favor de la campaña actual son el mejor registro realizador en las seis primeras jornadas de Primera. Y es la tercera vez que los amarillos enlazan esas mismas fechas marcando en las redes rivales.

  • CENTRAL DE DATOS
  • 25/09/2016 - 20:12
David García, Tana, Aythami y Viera celebran uno de los goles amarillos al Real Madrid (C. Torres)

Manuel Borrego

"Lo que está haciendo Las Palmas se ve en la tabla clasificatoria" dijo Zidane al analizar el juego del equipo que este fin de semana trajo preocupaciones para el campeón de Europa. Casi a regañadientes, el galo habló de la UD Las Palmas, que una semana más vuelta a quedarse en las alturas. Lo hace con 10 puntos en su cosecha, una cuarta parte del teórico camino que le llevará al objetivo original.

Pero es que algo diferente sí está aportando el equipo de Quique Setién en este campeonato, el trigésimo tercero del club en la Primera División. Lo resumimos en dos conceptos, relacionados con el juego ofensivo y su extraordinaria pegada:

Nunca antes había sumado en Primera 14 goles a favor en seis jornadas, lo que le lleva a un promedio de 2,3 tantos por partido.

Y es la tercera vez en su historia que en los seis primeros partidos de la Liga logra anotar en cada portería rival.

Las Palmas de Setién tiene una pegada excepcional esta temporada. Lo ha notado el Valencia (2-4), el Granada (5-1), también en las derrotas frente al Sevilla (2-1) y Real Sociedad (4-1) y en los últimos partidos como local frente al Málaga (1-0) y Real Madrid (2-2).

Los 14 goles a favor de la UD sólo lo mejoran el FC Barcelona (19) y el propio Real Madrid (15).

Los datos antecedentes en Primera hay que encontrarlos en la temporada 1955-56, con 12 goles a favor en seis partidos; mientras firmó 10 tantos en seis ocasiones más: 1956-57, 1958-59, 1967-68 (tercer puesto), 1968-69 (subcampeonato), 1978-79 y 1986-87.

Como decimos, también en otras dos temporadas logró marcar de forma consecutiva en las seis primeras fechas. En realidad ese récord está en el ejercicio 1967-68 con diez primeros partidos de Liga anotando, en la etapa de Luis Molowny. Y más tarde, en 1974-75, de forma seguida en las nueve primeras jornadas.

El récord absoluto de goles en Primera de la UD se produjo en el ejercicio 1986-87 (59 goles), en la célebre temporada de los play offs y 44 encuentros del torneo. Tiene truco.

Cabe recordar que los 14 tantos amarillos se los reparten Tana Domínguez (3), Araujo, Livaja, Momo, El Zhar y Boateng (2) y Viera (1). Todos ellos en combinaciones salvo dos penalties.

Como dijo Zidane, no está ahí la UD Las Palmas por el azar.

  • Publicidad