Publicidad

Blancos antes que amarillos

El fichaje Jesé reanuda el puente aéreo entre el Real Madrid y la UD Las Palmas. Una treintena de jugadores pasaron antes por el club de la capital, y un grupo notable de ellos lo hicieron en la etapa de Miguel Ángel Ramírez

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 06/02/2017 - 10:56
Jesé, Willian José, Lopetegui, Luis Molowny, Portillo y Jarni, miembros del selecto grupo de jugadores que pasaron antes por el Real Madrid (C. Torres y archivo Norberto Rodríguez)

Manuel Borrego

La aparición de Jesé Rodríguez en partido oficial de la UD Las Palmas rescata la relación entre las plantillas que siempre ha existido entre el representativo grancanario y el Real Madrid, más profunda que con otros grandes clubes del concierto nacional como el FC Barcelona o el Atlético de Madrid. Una treintena de futbolistas compartieron el escudo del club merengue y del amarillo. Y en amplia mayoría el puente aéreo se produjo en dirección a Gran Canaria.

El caso de Jesé, a pesar de su juventud con un pasado madridista muy brillante antes de acudir a la llamada del París Saint Germain, está en veremos. Al menos en cuanto a longitud de contrato porque él mismo no descarta "cualquier cosa" después de junio de 2017. De momento, se estrena con la elástica amarilla y subraya otro dato relevante: desde que Miguel Ángel Ramírez es presidente de la UD Las Palmas (2005-2017) al menos ocho jugadores que tuvieron pasado blanco vinieron a reforzar su proyecto.

El primero en llegar fue Roberto Trashorras (desde 2007) aunque el centrocampista no llegó a militar en el primer equipo y sí en los filiales blancos después de su paso por el FC Barcelona. Luego lo hicieron Javi Guerrero y Diego León (2009), ambos casos similares a Trashorras: sin debutar en el primer equipo. Y más tarde arribó Enrique Corrales (2011) en idénticas circunstancias que los anteriores.

Javier Portillo (2011-12) fue el primer intento galáctico de Ramírez, en una campaña que anotó 8 goles y dejó sensación de que podría haber ofrecido más. Él mismo lo confesaba. Carlos Aranda (2013-14) fue una apuesta personal de Vicente Del Bosque en la Casa Blanca, no llegando a debutar en el primer equipo. El penúltimo es Willian José (2015-16), que alcanzó incluso el debut con Carlo Ancelotti en un partido contra el Celta. Y ahora toca el turno a Jesé Rodríguez, con muchas propuestas por alcanzar en su primer ciclo con la elástica amarilla.

Como decimos, la historia de jugadores que tuvieron un paso por el Real Madrid antes de recalar en la isla es amplia. Se inicia con Castor Elzo (1950) en un equipo de Segunda División que caminaba hacia su primer ascenso. Elzo jugó poco con la UD, pero su nombre queda en el célebre partido del 8 de junio de 1951 que llevó a Las Palmas a la máxima categoría tras goleada 4-1 al Málaga.

El primer extranjero (en orden de aparición) en la historia del club isleño procedía directamente del Real Madrid. Fue el francés Jean Luciano, debutante en la campaña 1951-52.

Una veintena de jugadores siguieron la misma trayectoria como Juan Gallardo (arribo a la isla en 1951), Ricardo Martínez (1953), Juan Vázquez (1953), Adolfo Atienza (1954), Miguel Cabrera (1955) o Aurelio Campa (1955), ... siendo los años cincuenta una etapa importante en estos traslados, cuando la UD Las Palmas trató por primera vez estabilizarse en Primera División.

Quizá la venida más señalada en años posteriores fue la de Luis Molowny (1957), que apenas jugó tres encuentros de amarillo para colgar sus botas y convertirse en entrenador. Y, cómo no, el singular regreso del portero internacional Antonio Betancort a la UD Las Palmas, tras paso exitoso hasta 1971 por la Casa Blanca.

Durante años fue Las Palmas la que exportó sus futbolistas al Bernabéu, con casos tan señalados como los de Felo Batista (1960), del propio Betancort (1961), Quique Wolff (1977) o Julio Suárez (1983) siendo los más significados.

En la década de los ochenta noventa volvió a activarse el puente aéreo en dirección Sur y por ello aparecieron de amarillo jugadores como el portero Julen Lopetegui (1988), el portero Juan Canales (1996), el tinerfeño Sandro Sierra (1996), los portugueses Joaquim Agostinho y Zeferino Paulo (1997) -todos cedidos menos Canales- y Robert Jarni (1999), siendo este último actuante en el ascenso del año 2000, con Sergio Kresic ... así hasta el guineano Chupe Ela, que precedió a la oleada de la etapa Ramírez.

Todos llegaron con ese glamour singular que les otorgaba el paso por el club blanco, a través de su primer equipo en la cadena filial. Pero ninguno tuvo una acogida tan extraordinaria como la del hijo pródigo Jesé. Con la recepción del pasado lunes está en el primer puesto del ranking histórico de la UD Las Palmas.