Publicidad
Publicidad

Setién, fiel a sus principios

  • VISTO EN LA RED
  • 07/10/2017 - 11:44

B.P.

Lo ha dicho Quique Setién en una entrevista publicada en Sevilla, en Estadio Deportivo. Viene a colación por el excelente momento clasificatorio del Betis y su último empate en Anoeta, frente a la Real Sociedad. "Prefiero empatar a cuatro que a cero". Un brindis al fútbol abierto.

Si algo se agradece a Setién como espectador es que sus equipos van con todas las consecuencias cuando cuajan sus ideas. Esa manera de interpretar el fútbol lo argumenta con otra explicación, poniendo como ejemplo su etapa en la UD Las Palmas: "No es una locura. Yo sé que para ellos (los jugadores) no es una locura, porque ellos han visto el año pasado cómo jugaba Las Palmas, o los que se han preocupado un poco más han buscado vídeos de cómo jugaba el Lugo. Yo soy inmensamente consciente de que a todos los futbolistas les gustaría jugar en un equipo así. Ellos, no todos, vienen de no disfrutar del fútbol. De que se les exijan cosas que realmente las hacen porque son profesionales y las tienen que hacer, pero no porque disfruten o crean en ellas. A mí, sin el balón, me costaba una barbaridad. Con el balón nunca estaba cansado. Cuando tenía que correr para atrás siempre estaba cansado. El desgaste psicológico que supone correr sin el balón es tremendo. Entonces, a un futbolista lo que tratas de darle es lo que le gusta. Nada más".

Empatar con muchos goles, obviamente, puede dejar sensaciones contradictorias. El ejemplo es, cómo no, la propia UD Las Palmas de la pasada temporada. Fue capaz de igualar el 0-3 que le endosó en 20 minutos el Celta en el Estadio de Gran Canaria. Y, más tarde, ceder del 1-3 al 3-3 en el Bernabéu sin saber si sus aficionados (y todos los jugadores) quedaron satisfechos o rascaos. Al final el marcador es lo que queda.