Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Lizoain, el portero de las siete vidas

El meta grancanario ha conocido ya a ocho técnicos y compitió con cuatro colegas para el puesto titular. Ahora, con más espaldas, se siente "tranquilo" para seguir con la apuesta de Ayestarán

  • ENTRE BASTIDORES
  • 10/11/2017 - 11:39
Combo de Raúl Lizoain, con algunas escenas de su trayectoria: el debut en Huesca, la lesión de rodilla, la adjudicación del dorsal uno ... (C. Torres)

M. B.

Explicó esta semana Raúl Lizoain que una de las diferencias que aprecia ya de forma clara, con respecto a otras etapas como guardián de la jaula, es su propia tranquilidad. La coraza anímica se ha hecho dura y el portero grancanario ha vuelto al once titular cumpliendo una de las máximas en su carrera profesional: cada regreso al once muestra un paso de mejoría en su rendimiento.

Con Raúl siempre habrá debate. Lo hay con él, con Barbosa, con Pindado, con Casto, con Javi Varas, ... con todos los que le han precedido y también los que le sucederán en el futuro. Porque esa es una seña de identidad propia de la UD Las Palmas y de su ambiente: la portería merece no pocas tertulias.

Hemos de recordar que Raúl es el único portero de cantera que ha logrado establecerse en la plantilla del primer equipo en los tres últimos lustros deportivos. Y sobre él han tenido ya opinión directa hasta ocho entrenadores con la llegada de Paco Ayestarán. Cinco de ellos le dieron la alternativa a jugar, empezando por Juan Manuel Rodríguez el 26 de noviembre de 2011, en Huesca. Suplía en el partido al expulsado Barbosa, por la comisión de un penalti y roja. Y desde ese día ya se aproximan los seis años en que Raúl Lizoain realizara su debut, con tres convocatorias anteriores en 2010-11 de la Liga que inició Paco Jémez.

El nombre de Raúl siempre estuvo detrás de los de Barbosa, Casto o Javi Varas, que fueron los guardametas con los que competía desde los 19 años de edad. Inició esta temporada, por decisión de Manuel Márquez, a la estela de Leandro Chichizola. Pero a día de hoy, tras tres participaciones individuales de alto nivel técnico, ha ganado la delantera al portero argentino.

Nada es fácil para Lizoain desde que se produjo la primera llamada profesional. En total, han sido 66 los encuentros oficiales que ha disputado entre Primera (23), Segunda y promoción (26) y Copa del Rey (17), siempre con Las Palmas.

Su blindaje anímico está fuera de toda duda. El umbral del sufrimiento personal también lo ha logrado con un aislamiento necesario para centrarse en su trabajo, sin una mala cara.

Sus momentos más prolongados en la portería y en Liga se produjeron con Paco Herrera (de la jornada 1 a 7 de 2014-15) y con Quique Setién (de la 34 a 38 de 2015-16 y de la 27 a la 33 de 2016-17). Ayestarán parece ser el siguiente apostante.

  • Publicidad