Publicidad

Javi Navarro

"El barro de Luanco no nos asusta"

El centrocampista de la UD San Fernando advierte que su equipo está mentalizado para la batalla del domingo, donde defiende la renta 3-1 en la liguilla de ascenso

  • NOTICIAS
  • 24/05/2018 - 15:47
Javi Navarro, el fino centrocampista de UD San Fernando (C. Torres)

M.B.

Va creciendo en Asturias el ambiente para el encuentro de vuelta de la promoción de ascenso entre el Marino de Luanco y el San Fernando, de Maspalomas. La ventaja 3-1 de los grancanarios no es definitiva, pero sí alentadora.

En el conjunto rival su entrenador, Oli Alvarez, ha pedido el apoyo de la afición apelando al ‘espíritu del día del Avilés', en un partido donde el Marino jugó contra todos los condicionantes, además de lluvia y barro. "Queremos repetir una tarde memorable", ha dicho este miércoles.

Los pronósticos para el encuentro del domingo (16.00 hora canaria) son parecidos a nivel climatológico. Incluso lluvia y barro. Tino Déniz, entrenador grancanario, tiene informes de que aquella instalación puede cambiar su superficie con el agua, haciéndose densa.

Pero nada de ello atemoriza a los sureños. Lo avisa a modo de portavoz el centrocampista Javi Navarro (23 de junio de 1989), que tuvo una notable labor en el choque disputado el pasado domingo. "Estamos con mucha moral. Sabemos que el resultado no es definitivo. ¿Si hay lluvia o barro al que no estamos acostumbrados? ... El barro de Luanco no nos asusta. De lo que estamos seguros es que habrá una batalla y estamos mentalizados para ello".

La incertidumbre inicial del San Fernando es el gol encajado como local. Pero "incluso ir con un marcador 3-0 iba a ser complicado. Porque hay que administrar esa renta. Sin embargo, nosotros no podremos ir a encerrarnos y protegerla. Vamos a por el partido, con nuestras armas; vamos con el primer objetivo de marcar un gol porque eso obligaría aún más al Marino".

Además, "sólo tenemos buenas noticias esta semana en el equipo. Afortunadamente no tenemos lesionados y para nosotros ha sido una alegría saber que Abraham ya tiene el alta. Ahora el míster tiene uno más para decidir cuándo".

Javi Navarro está saboreando su primera liguilla. "El año pasado estaba en el Lanzarote y no la pude disputar porque el equipo no se clasificó. Me gustó mucho el ambiente que vivimos el domingo en Maspalomas. La intención es volver a entrar en el bombo y repetir la experiencia".

Lo de la segunda parte, no

Él mismo considera que la del pasado domingo fue una de sus mejores actuaciones desde que arribó al San Fernando. "Jugué como pivote, junto a Echedey, en la primera parte. Y un poco más avanzado después con la salida de Amado. Me sentí muy a gusto en el campo en la primera parte, pero al comienzo de la segunda ...".

Ese es el ‘pero' que dejó el partido de ida. Durante 20 minutos, el monólogo del Marino puso en jaque al Sanfer, que se las deseó para no perder la jugosa renta que disfrutaba. "Hemos hablado esta semana. No sabemos por qué, después de una excelente primera parte, el equipo se vino atrás. Eso no se puede repetir en el segundo encuentro. Trabajamos durante la semana para evitarlo", apunta Navarro.

Esperan los jugadores de Maspalomas que ese gol o goles en Asturias puedan llegar por alguna por alguna vía. "En las jugadas de estrategia le hicimos mucho daño al Marino. Y eso que tienen gente fuerte y experimentada. Pero durante la temporada hemos sacado mucho rendimiento a todas estas acciones. Tenemos que apurar todos los recursos; porque metiendo un gol los problemas del Marino serán muchos en la vuelta".

Y advierte también: "Ellos demostraron veteranía cuando marcaron el 2-1. Creían que se acercaban y por ello empezaron a perder tiempo. Es un equipo peligroso en caso de ponerse por delante porque el partido lo tratan de romper con los parones. Nosotros debemos seguir fieles a nuestro estilo. Atacar como sabemos con balón y defendernos con orden sin él".

Admite también que "el 3-1 nos ha dado mucha vida. La falta de Echedey fue magnífica. El balón subió muy alto y luego cayó en picado. El portero dudó y eso fue suficiente. Menos mal que estaba allí Quintero para marcar el tanto".

Todavía Javi Navarro no ha anotado esta temporada aunque "tengo algunas asistencias. No estaría mal estrenarme en la liguilla", señala el técnico futbolista, que combina en él las dos características de sus tíos: la clase de Pepe Juan y la energía constante de Julio Suárez.