Publicidad

Israel Quintana dibuja con Labrador el proyecto del Villa 2018-19

El técnico grancanario asumirá su cuarta temporada consecutiva en una "categoría que será más exigente"

  • TERCERA
  • 26/05/2018 - 14:08
Israel Quintana, entrenador del Villa de Santa Brígida (C. Torres)

M.B.

Israel Quintana enlazará en 2018-19 su cuarta temporada consecutiva en la UD Villa de Santa Brígida. Un campeonato de Tercera, una segunda participación en play off y la permanencia holgada fueron sus tres logros anteriores en el banquillo de la entidad.

El conjunto satauteño está en trámite de cambios también. Pero en una operación retorno para remodelar el bloque que saldrá a competir en la Tercera División. "El regreso de Miguel Labrador como director deportivo es clave para que yo siguiera en el cargo", acentúa Quintana. "Acabamos una temporada que fue muy complicada para el club y especialmente dura para mí. Porque con la anterior marcha de Labrador el pasado verano y los problemas personales de nuestro delegado Paco Viejo me vi haciendo el trabajo de tres personas, con un desgaste muy importante".

Pero el club, con sus limitaciones y humildad, está de nuevo colocando las piezas del puzzle, comenzando por el director deportivo y por la confirmación del entrenador. "Estamos empezando a formar el nuevo equipo. Queremos renovar entre 10 y 12 jugadores de la pasada temporada, para formar un equipo con 17 futbolistas de nivel y el complemento de cantera. Haremos lo posible por formar un equipo lo más competitivo que pueda ser en una Liga de Tercera que será muy apretada la próxima temporada", advierte.

"Yo me centraré en las funciones de entrenador, que ya son abundantes". Por los condicionantes propios del Villa, la temporada que recién finalizó tuvo dientes de sierra casi desde el inicio. "Comenzamos la Liga mal, con cinco derrotas en los siete primeros partidos. Y eso nos condicionó mucho. Se trataba de hacer un equipo nuevo, con jugadores que en algunos casos se estaban encontrando su mejor nivel en el transcurso de la competición. Y, cuando parecía que ya estábamos en la línea esperada, hubo que recomponer de nuevo la plantilla porque algunos jugadores se fueron a otros destinos. Se marcharon para mejorar".

Miguel Labrador e Israel Quintana se entienden con la mirada. "Tenemos las mismas ideas, los mismos gustos", argumenta Quintana. "Personalmente me disgusta sentarme con los futbolistas para hablar de otras cosas que no sean los partidos o lo futbolístico. Eso me desgasta mucho. El trabajo fue reconstruir al equipo durante la competición e, incluso, también reconstruir a algunos jugadores que vinieron con nosotros".

No se pondrá metas de salida el Villa cuando entre el 16 y 17 de julio comiencen los entrenamientos con Israel Quintana. "Entiendo que la Tercera División por la parte de arriba se va a complicar la próxima temporada. Por los que están, por los que vienen y por los que no logren el ascenso, si fuera así. Pronostico que será una Liga más exigente que obligará a mucho a todos los equipos".

En los próximos días se irán confirmando algunas renovaciones aunque lo seguro es que el joven goleador Edu Bolaños (14 tantos) acabará reformando a la UD Tamaraceite. Y quizá no se marche en solitario.

"Para nosotros es una alegría el ascenso del filial a Primera Regional. Esto habla del nivel competitivo que también adquieren jugadores que podremos tener en cuenta", añade. "Una vez se confirmen los que se quedan en el club, haremos una lista de necesidades. A bote pronto, en la defensa vamos a necesitar refuerzos. Aún es pronto para hacer una evaluación completa".

Los sábados por la tarde

Y entre las propuestas de cambio, el Villa optaría por jugar sus partidos de Tercera los sábados por la tarde, con horario taurino: 17.00 horas. Ese modelo cada vez más está presente en el grupo insular de la categoría.