Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad

Tino Déniz

"El ambiente que vivimos fue hostil; tuvimos que salir escoltados"

Los aficionados exaltados la tomaron con Santi Hidalgo, portero del San Fernando, tras acabar el encuentro en Borja

  • NOTICIAS
  • 10/06/2018 - 14:01
Una imagen de archivo de Tino Déniz (C. Torres)

B.P.

Estaba muy feliz Tino Déniz, entrenador de la UD San Fernando, por el pase a la gran final del ascenso a Segunda B. Tintaamarilla habló con el técnico grancanario casi dos horas después de acabar el encuentro, porque tras el 0-0 y ya sin las cámaras en directo hubo problemas para el equipo grancanario. "Quiero aclarar que el trato que hemos recibido del SD Borja, de sus dirigentes, técnicos y demás ha sido exquisito, de película. Pero hemos vivido aquí un ambiente hostil desde la grada. E incluso hemos tenido que salir del campo escoltados por la fuerza pública".

Estaba en ese instante fresca la situación tensa. Déniz nos hace primero una valoración del encuentro y del pase de los grancanarios. "Hemos sabido sufrir en la eliminatoria. Ha habido un partido para cada equipo. En el primero fuimos nosotros y, en el segundo, ellos los que más apretaron. En la primera parte aguantamos bien, pero en la segunda el Borja se lanzó en un acoso y derribo, que nos obligó a proteger con todo el resultado. Por eso valoro la capacidad de sufrimiento de mis jugadores".

La palabra sufrir la empleó varias veces el técnico teldense, aunque venía acompañado de hechos poco deportivos procedentes de los aficionados locales. "Desde que llegamos nos lanzaron algunas cosas, había bengalas y una multitud de insultos hacia los jugadores (los relata pero los omitimos para no dar cobertura a los violentos). Por eso los jugadores al final, en el vestuario, han estallado y lo han celebrado así".

Quien peor lo pasó fue Santi Hidalgo. "Porque al finalizar el partido, expresó la alegría de la clasificación con los puños en alto. Y la grada se lo tomó mal. Por eso tuvieron que escoltarlo, porque lo estaban esperando al final un grupo de personas exaltadas. Santi tuvo que pedir perdón, porque no querían dejarlo salir".

También reprocha que incluso detrás de su banquillo "se colocó un grupo de aficionados que nos hicieron el día imposible".

Del arbitraje, Tino Déniz dijo que fue "muy bueno en general. Aunque el único lunar fue que debió expulsar al jugador que agredió a Andrés (Dela). Lo que hizo fue de roja directa. Por lo demás, nada que objetar".

Ese es el peaje que ha tenido que pagar el San Fernando para estar ya en la final por el ascenso. "Jugar partidos así muestran el carácter del equipo. La eliminatoria la supimos dividir. Cuando tocó sufrir, hemos sufrido. Ahora queda echar el resto con el que toque".