Publicidad
Publicidad

Opinión

  • Los cambios más notables en la evolución del mundo los consiguieron aquellas personas que se preocuparon sólo en su progreso. Ocupar la mente en cómo mejorar individualmente con el fin de ayudar al colectivo es la mejor inversión que puede hacer el ser humano. Sin embargo, últimamente, estas personas no abundan, y parecen triunfar los frustrados, que sólo hacen poner zancadillas a aquellos que les adelantan. Tintaamarilla.es intenta no caer en esa zanja. Víctima en un pasado no muy lejano de este tipo de sanguijuelas, intenta, sin querer ser pretencioso, ofrecer el mejor trabajo posible, dando un paso más al frente en la evolución de esta web de información deportiva, que esperamos que sea de su total agrado.

    Las zancadillas de la vida y de muchos de los que la transitan no pueden frenar el paso de quienes quieren seguir adelante por méritos propios. Es cierto que las injusticias hacen dudar, pero no se debe cejar en el empeño de conseguir un mundo limpio y transparente.

    A pesar de los inconvenientes, Tintaamarilla.es ha pasado de ser un pequeño blog a una de las páginas que muchos amantes del deporte tienen como referente. Les agradecemos esa fidelidad, que no hace otra cosa que comprometernos cada vez más, si cabe, con ustedes.

    Reconozco que se debe luchar contra viento y marea para seguir progresando en este mundo de locos. Pero no faltan fuerzas para ello. El deporte canario merece que se siga ‘erre que erre’ por querer dar a conocer toda su actividad posible, aunque a su sombra vivan muchos de esas sanguijuelas que sólo hacen poner zancadillas en el camino en busca de una gloria personal que no merecen.

    Creo que quienes viven muy de cerca las actividades deportivas saben de lo que hablo. Será el momento oportuno de liberarse de ellos. Por suerte, el tiempo siempre correrá a favor de lo justamente correcto. Pero se debe estar atento; no bajar la guardia y tratar de identificar en el camino a quienes ponen piedras para ayudar a levantar grandes construcciones y a quienes las siembran sólo con el objetivo de entorpecer. Nuestra propuesta es siempre constructiva y esperamos siempre conseguir nuestros propósitos, que no deben ser otros que los de todo el buen deporte isleño.

OTRAS OPINIONES DE ESTE AUTOR

  • Publicidad