Publicidad
Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad

Otro obús de Castaño casi 10 años después

El goleador de 55 metros ya había marcado tres tantos similares cuando era jugador en la cadena filial del Real Madrid

  • PROTAGONISTAS
  • 21/03/2017 - 11:43
Enrique Castaño, emocionado tras su gol desde 55 metros al Villa de Santa Brígida (C. Torres)

M.B.

A Enrique Castaño (23 de enero de 1993) no le resultaba nuevo anotar un gol de larga distancia. Este domingo, desde unos 55 metros, logró repetir algo que ya había realizado cuando era jugador del Real Madrid en categoría cadete. El último de ellos, en noviembre de 2007.

Castaño robó un balón en campo propio, contra el Villa. "Se quedó botando, perfecto para mí. Miré y no vi al portero. Y entonces decidí lanzar. Ya lo había hecho antes en jugadas similares. Esta vez tuve la gran fortuna de marcar. El gol no es lo más importante en el fútbol, al menos en mi misión, pero espero que este me sirva de refuerzo porque no estaba siendo un año fácil para mí", apunta el zurdo grancanario.

El gol de Castaño al Villa, este pasado domingo:

Castaño conocía personalmente a Pablo Cubas, porque "el portero del Villa estuvo en filiales y alguna vez coincidimos. No he hablado con él, creo que comprenderá que son cosas del fútbol".

El gol vino acompañado por una dedicatoria. "A mi abuelo materno, Antonio Juan Cervera Pérez. En las gradas de Los Olivos estaba mi familia, por eso me dirigí así a ellos. Estaba muy emocionado".

La zurda de Enrique estuvo al servicio en filiales del Real Madrid. Allí, entonces, junto a su amigo Jesé. "Él fue testigo de los otros goles que yo marqué en cadete desde el centro del campo. Uno en la Copa Nike, otro en un torneo en Holanda y otro que tuvo mayor repercusión, frente a Las Rozas".

El gol más rápido de la historia

Este último se produjo en Valdebebas y "fue considerado como el gol más rápido de la historia", recuerda Castaño. Porque fue un saque de centro inicial preparado. "Dos compañeros, entre ellos Jesé, pasaron por encima del balón y yo chuté directo a puerta. Al meta no le dio tiempo a llegar a sacarlo".

Jesé Rodríguez fue una de las muchas personas que le han felicitado en las últimas horas. "Le agradezco su apoyo. Siempre está a mi lado".

Su futuro ahora será "convencer cada domingo al entrenador, para ayudar al equipo. No me planteo nada más. Terminar bien la campaña y lograr el objetivo del grupo".

Desde el domingo su motivación ha crecido en un equipo que goza de una extrañeza propia. "Sí, somos muchos zurdos en la plantilla. Y con mucha calidad. Para todos está difícil jugar cada día".

Aquí, el gol de Castaño en el cadete del Real Madrid (noviembre de 2007). Por encima del balón pasa Jesé Rodríguez. El tanto desde el centro del campo es el número 4 del top10 de aquella temporada: