Publicidad
Publicidad

Cuando Las Palmas logró su mayor goleada sobre el Real Madrid (4-0)

El 8 de junio de 1975 el equipo de Miljanic salió tocado del Estadio Insular, un día antes de la muerte de Tonono Afonso

  • TONONO: 40 AñOS DESPUéS
  • 07/06/2015 - 22:45
Titulares de prensa de aquella gran victoria, con Germán Dévora, el hombre que suplió aquella noche en la capitanía a Tonono

M.B.

En el contexto biográfico de Tonono Afonso hay una fecha señalada en el calendario de la conmemoración de su muerte: el 8 de junio de 1975, en la víspera de su fallecimiento, la UD Las Palmas conseguía la más contundente de cuantas victorias firmó sobre el Real Madrid en su historia. 4-0 amarillo, con los goles de Fernández, Félix, Pepe Juan y Juani Castillo, en un partido extraordinario que pudo acabar peor para el equipo de Miljan Miljanic y que amortiguó el arbitraje del colegiado catalán Andrés Molina Segovia. Incluso la prensa nacional fue coincidente en este hecho, recogido en titulares informativos de la época.

El célebre 4-0 al Real Madrid correspondía a los cuartos de final de la Copa del Rey, luego de los grancanarios hubiesen eliminado al Tenerife (2-0 y 1-1), Español (1-1 y 1-2) y Málaga (1-1 y 2-1). Sin su gran capitán, el equipo de Pierre Sinibaldi saltó aquella noche al Estadio Insular dispuesto a una hazaña, que compartir con el defensa hospitalizado y que la plantilla grancanaria creyó en proceso de recuperación de una enfermedad.

Las Palmas hizo un partidazo. Al cuarto de hora ya habían subido al marcador los goles de Teodoro Fernández y Félix Marrero, mientras en la segunda parte completaron la noche los tantos de Pepe Juan y Juani. Más de 21.000 personas asistieron al recinto de Ciudad Jardín para ovacionar largamente a sus jugadores a la conclusión del partido, que parecía dejar por primera vez fuera de combate a los blancos en un cruce eliminatoria con el equipo más representativo de Canarias.

Jugaron por la Unión Deportiva el portero Catalá, junto a Martín Marrero, Hernández, Castellano, Félix, Páez, Noly, Germán, Pepe Juan, Fernández y Juani, con una formación integrada por nueve canarios a los que añadir los Pérez, Melián, José Luis y Felipe Martín, que quedaron en el banquillo junto al galo Sinibaldi.

Por el Real Madrid lo hicieron Miguel Angel, Camacho, Benito (Uría), Pirri, Rubiñán, Del Bosque, Grosso, Vitoria, Amancio, Santillana (Aguilar) y Roberto Martínez.

Al concluir el encuentro, Germán Dévora corrió al túnel de vestuarios para hacer una llamada a la Clínica del Pino y comentar por teléfono con Tonono las incidencias del encuentro. Sin embargo, la comunicación no fue posible por la gravedad del zaguero aruquense, que horas después fallecía en la capital grancanaria.

Todo aquello causó un gran impacto. El 14 de junio, en el Santiago Bernabéu, Las Palmas caía eliminada por un 5-0 calamitoso, en otra actuación arbitral recordada por la incidencia en el marcador. El colegiado fue el andaluz Sánchez Ríos y el recuerdo de ese partido aún causa dolor.