Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Nico González, otra gema de Boca Jrs. en la UD

El centrocampista argentino, que llegó a debutar en amistosos con el primer equipo xeneize, empieza una nueva etapa desde el filial. Fue compañero de Sergio y recuerda que "gracias a mi intervención le descubrió Maddoni. Ahora estoy aquí por él"

  • GENTE CON DUENDE
  • 06/08/2015 - 11:58
Nicolás González (C. Torres)

Manuel Borrego

Cuando Nicolás Antonio González (Ciudadela, Buenos Aires, 4 de febrero de 1992) pisó por primera vez Gran Canaria pasó de puntillas. Vino por la llamada de su amigo y compañero Sergio Araujo, con el que defendió el escudo de Boca Juniors durante años. Estuvo para hacer una prueba con los filiales de la UD Las Palmas y esperar a que una puerta se le abriera en el horizonte. Lo examinó Chus Quintana en el C amarillo, luego estuvo algunos días con Mingo Oramas en Las Palmas Atlético. Todos los informes emitidos gustaron al departamento.

Este producto de Boca Juniors, un centrocampista con gol que ha visto un paréntesis en su trayectoria deportiva, está de nuevo en la isla y ahora para quedarse. Tonono Rodríguez, director de formación de la UD Las Palmas, reconoce a Tinta Amarilla que el futbolista argentino ha gustado, que tiene un excelente perfil y que comienza su andadura en la entidad grancanaria a través de Las Palmas Atlético. "Ha respondido a los informes que teníamos sobre él". El jugador está ya inmerso en el grupo del filial y "en unos meses no me extrañaría nada que se fijaran en él para el primer equipo". Esa última frase es de Guillermo Araujo, el padre del ariete de la UD Las Palmas y hoy mentor del propio Nico.

Nico González, este jueves, frente al Gran Canaria Arena (C. Torres)

El descubridor de Sergio Araujo

La historia de la relación entre los Araujo y el centrocampista que arriba para probar suerte en la UD Las Palmas tiene una curiosidad añadida. La explicaba este jueves Nico a Tinta Amarilla, confesando además sentirse entusiasmado por su venida a España donde "quiero triunfar, como Sergio".

Porque el propio Nico González fue el descubridor para Boca Juniors de Sergio Araujo. Eran aún niños (se formaron en el denominado baby fútbol) cuando, ya Nico convertido en xeneize se enfrentó al equipo del Chino, entonces en el club 9 de Julio. Y fue tanto lo que le gustó de su rival que se dirigió a uno de los prestigiosos técnicos de los filiales de Boca. "Le dije a Ramón Maddoni que tenía que ver a Sergio, porque hacía con el balón cosas increíbles y yo pensé que tenía perfil para jugar en Boca. Maddoni es el hombre que descubrió a jugadores como Tévez o Riquelme y muchos más; tiene mucho prestigio en el club". Así que Nico convenció al captador y éste a Sergio para hacer la prueba. "Cuando vieron por primera vez a Araujo no lo dudaron. Entonces Maddoni vino y me dijo. ¿Qué hacemos Nico?, ¿Nos lo quedamos?. No hacía falta respuesta porque ya se veía que Sergio era un futbolista fenomenal, un jugadorazo desde chico".

Nicolás se siente agradecido a la familia Araujo. El padre de Sergio está presente en la conversación del jugador con los redactores de Tinta Amarilla. Afirma cada una de las expresiones y las refuerzas demostrando las vueltas de la vida. "Yo estoy muy agradecido a Sergio y a su familia porque me han logrado esta oportunidad para venir a Las Palmas. Voy a trabajar duro", comenta Nico. "Un día yo le hice un bien cuando entró en Boca; y él ahora me devuelve el favor. Pero es que seguimos muy unidos. Desde entonces somos amigos y ahora estamos otra vez juntos en España. Tengo grandes ilusiones en él y en mí".

Un jugador que estuvo en la Sub'15 y Sub'17

 

Nico González tiene ante sí la posibilidad de avanzar en su carrera profesional con unos colores que le son conocidos, aunque el orden es distinto. "Mi vida siempre fue azul y amarillo. Fui jugador de Boca, siempre con Araujo, en cada una de las divisiones inferiores. Llegamos juntos a la Reserva del equipo. Y yo pude incluso debutar en partidos amistosos. Jugué contra Palmeiras y en una gira a Australia, frente a Melbourne Victory".

El hombre que le llevó hasta el primer equipo fue Claudio Borghi, pero su ciclo fue breve en el banquillo xeneize y se cerró en 2010. "Creo que fue clave porque el siguiente entrenador -Roberto Pompei- ya no me dejó estar en el primer equipo y volví atrás". Ese paso, siendo tan joven (18), le llevó a probar en otros clubes. Nico actuó luego en Unión La Calera (Chile), Deportivo Morón y Estudiantes de Buenos Aires, estos dos últimos de Argentina. "Estuve seleccionado para amistosos de mi país con los combinados Sub'15 y Sub'17. En este último me quedé fuera de competición oficial de una lista inicial de 28".

A la izquierda, Guillermo Araujo, padre de Sergio y mentor deportivo de Nicolás González (C. Torres)

El jugador que se ha incorporado al filial amarillo es el denominado enganche del fútbol sudamericano, que actúa en la media punta con mucha licencia en ataque. "Cuando se enfrentaban, el partido era gol de Nico, gol de Araujo, en una y otra portería. Llegaron portadas porque en aquella etapa de filiales al equipo de ambos se le conocía como los Siete Magníficos", recuerda Guillermo que fue entrenador en las categorías de base del club Atlanta. "Nico va a sorprender en Las Palmas. Estoy seguro", comenta con firmeza Guillermo. "Él ha venido aquí y no le importa empezar desde atrás. Pero verán pronto su gran potencial, incluso para el primer equipo" resalta convencido el padre de Sergio.

A Nicolás, Gran Canaria le produce emociones. Las que busca para su futuro profesional y las ya vividas. Porque su estancia anterior coincidió con el día del ascenso de la UD Las Palmas a la Primera División, el 21 de junio. Estaba en el Estadio de Gran Canaria y "no soy de llorar, pero eso día casi se me saltaron las lágrimas. Tenía un nudo en la garganta ... por mi amigo, por la gente de Las Palmas, por lo que se vivía en las gradas. Fue muy emocionante. Viví el partido junto a la mamá de Sergio y cuando marcó aquel gol no sé cuánto grité. Todo ello también quiero vivirlo yo".

 

Galería de fotos

Nicolás González (C. Torres)
Nicolás González y Guillermo Araujo -padre de Sergio- posan este jueves para Tinta Amarilla en el Estadio Anexo al Gran Canaria (C. Torres)
Nico González y Sergio Araujo, siendo niños, posan con el cronista boquense Néstor Castaño
  • Publicidad