Publicidad
Publicidad

El líder de la Liga no está tan lejos

El Gran Canaria sólo se rinde en al recta final ante el Real Madrid, en un partido igualado hasta los último minutos. Los isleños ven frenado su ritmo de victorias consecutivas

  • CBGC CRóNICAS
  • 20/11/2016 - 18:34
McCalebb penetra hacia el aro madridista, en una acción atacante del Gran Canaria (C. Torres)

Juan Pedro Borrego

El Gran Canaria no pudo con el peso de la historia. Los amarillos vieron rota su racha de triunfos en la Liga Endesa ante un Real Madrid que ha ganado en las últimas ocho visitas a la isla, en la Liga ACB. En un partido igualado, que empezó de manera abrumadora para los amarillos, estos supieron reconducir la situación a base de tesón, acierto en el triple y las contras y un buen control del rebote. Pero el Madrid tenía siempre una velocidad más en la caja de cambios, y aceleró de manera abusiva en la recta final para endosar a los isleños la quinta derrota doméstica de la temporada.

El inicio fue bastante complicado para el Gran Canaria,q eu no supo cómo vulnerar la defensa blanca, mientras el Real Madrid hallaba huecos hasta entre las piernas isleñas. Sólo aliviaba la situación de los continuos errores isleños, una buena capacidad de rebote ofensivo y la facilidad de anotación de Kyle Kuric para la que los de Pablo Laso casi siempre tenían respuesta.

Fue el escolta de Pensilvania quien pondría un poco de pimienta al partido con su bombardeo desde el arco. Tres triples suyos de manera consecutiva y alguno hasta milagroso le dieron la oportunidad al Gran Canaria de empatar a 17 a 51 segundos para acabar en primer cuarto.

Oliver le daba el punto correcto al Herbalife para seguir creciendo en un complicadísimo partido. El base catalán organizó a los amarillos y le dejo el testigo a McCalebb con ligera ventaja (24-22) que el propio estadounidense se encargaba de ampliar con producciones propias que enriquecían Pasecniks y Hendrix con contras espectaculares.

De la amenaza del monólogo madridista se pasó a un partido de ida y vuelta, en el que el Gran Canaria tuteaba al líder y se lucía con asistencias a lo Magic de Oliver o mates galácticos de O'Neale ante un equipo acostumbrado a conceder pocas alegrías a su rival. Es tanto así que los blancos sacaron la fusta en el último cuarto. Con un parcial 2-10 de salida empezaron a cobrar ventajas intimidatorias que aprovecharon con la frescura de hombres como Taylor o Randolph en la pista.

Ficha del partido:

68 Herbalife Gran Canaria (17+22+17+12): McCalebb (9), Salín (5), O'Neale (4), Báez (11), Pasecniks (8) -equipo inicial, Hendrix (4), Oliver (2), Rabaseda (4), Kuric (15), y Aguilar (6).

76 Real Madrid (21+16+18+21): Llull (13), Doncic (9), Maciulius (3), Reyes (7), Ayón (12) -equipo inicial-, Randolph (2), Fernández (5), Nocioni (12), Carroll (7) y Taylor (6).

Árbitros: Benjamín Jiménez, Luis Miguel Castillo y Juan de Dios Oyón. Pitaron técnica a Pablo Aguilar (m. 17). Eliminaron por faltas a Eulis Báez (m. 39).

Incidencias: Pabellón Gran Canaria Arena. Novena jornada de la Liga Endesa.