Publicidad

El Gran Canaria llega a tiempo a la meta

Los amarillos sellan su clasificación para la Copa del Rey en la pista del Bilbao antes de descansar en la última jornada de la primera vuelta

  • CBGC CRóNICAS
  • 07/01/2017 - 19:31
McCalebb conduce el balón hacia el ataque amarillo. (ACB Photo/A. Arrizabalaga)

B.P.

El Gran Canaria logró una importante y definitiva victoria en la pista del Bilbao. Los amarillos sellaron en la cancha vasca su clasificación para la fase final de la Copa del Rey, sin necesidad de esperar a resultados terceros en la última jornada de la primera vuelta de la competición, en la que descansará por la imparidad de los participantes. En un partido muy disparatado, en el que los de Casimiro tomaron ventaja en el primero cuarto y certificaron su mayor calidad en el último, el Gran Canaria sumó su séptima victoria de las 13 visitas que ha realizado en la ACB a la capital vasca (68-82).

Duelo en el juego interior con igualdad en las intenciones. El Bilbao trataba de compensar su ligera inferioridad con acierto desde el exterior para mantener el toma y daca de los primeros minutos de partido. En los primeros triples amarillos, llegaron las primeras ventajas isleñas con más claridad, pero siempre, con el Bilbao agobiando con un grado más de intensidad en su juego para impedir el despegue total.

Bilbao no deja descansar nunca al rival. Cuando los amarillos tenían en sus manos la opción de abrir brecha, siempre venían una o dos acciones de los hombres de negro para destruir el sueño. Para contrarrestar la entrega física vasca, Ryan Hollins tomaba el mando ofensivo del Gran Canaria para romper el aro y las esperanzas locales. Pero el Bilbao Parecía tener siempre una marcha más y apoyado en la presión del Miribilla, llenó de angustia el ataque del Granca para volver a equilibrar el partido.

Sólo una acción final antes del descanso protagonizada por Royce O'Neale le mostró a los amarillos que había posibilidades de salir de la presión que estaban ejerciendo los locales en un partido para ellos fundamental si que querían mantener opciones, al menos, matemáticas, de seguir contando para la Copa del Rey hasta la última jornada de la primera vuelta.

El tercer cuarto fue un carrusel de despropósitos en el que el Gran Canaria demostró ser más firme que el Bilbao. Contrarios a la imagen de conjuntos eficaces de la primera mitad superando la progresión de los 80 puntos en el partido, locales y visitantes flirtearon con olas pérdidas, los errores de lanzamientos y las violaciones del reglamento para dejar un parcial 8-15, muy alejado de los dos anteriores.
El Gran Canaria ya había pasado por lo peor. Su mayor profundidad de banquillo le permitía llegar al tramo final con más oxígeno, y así, poco a poco las distancias se empezaban a hacer máximas hasta conseguir una renta de 12 puntos (52-64) a nueve minutos del final. Quedaba mucho tiempo, pero los de Casimiro eran conscientes de que sus rivales no atraviesan poir un buen momento, y ante su debilidad, esperar que un simple acierto desde el perímetro, como el de la primera canasta en juego de Oliver en el partido, una defensa de Hollins y una bandeja de Aguilar (62-73), casi pusieran la puntilla al encuentro (62-73).
A partir de ahí llegaron los 13 puntos de renta máxima (64-77) hasta entonces, y un final más plácido de lo que había sido el resto del choque para terminar con l14 de ventaja (68-82).


Ficha del partido

68 Bilbao (22+22+8+16): Lapornik (7), Tabu (4), Mumbrú (19), Hervelle (15), Buva (11) -equipo inicial-, Bamforth (2), Borg (1), Salgado (3), Todorovic (2), Vucetic, Llorente y Eric (4).

82 Herbalife Gran Canaria (27+19+15+21): McCalebb (12), Paulí (7), O'Neale (11), Báez (4), Pasecniks (8) -equipo inicial-, Hollins (7), Hendrix (5), Oliver (5), Rabaseda (4), Kuric (12) y Aguilar (7).

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Fernando Calatrava y Jordi Aliaga.

Incidencias: 16ª jornada de la Liga Endesa. Pabellón Bilbao Arena.

 

Galería de fotos

McCalebb conduce el balón hacia el ataque amarillo. (ACB Photo/A. Arrizabalaga)