Publicidad
Publicidad

Eurocup

KO técnico en el último asalto

El Gran Canaria arregla en cuatro minutos, con un parcial 18-0, un partido lleno de errores constantes mezclados con jugadas brillantes y un rival que no acababa de rendirse

  • CBGC CRóNICAS
  • 13/12/2017 - 21:15
Báez baila con Butler, en una acción de partido este miércoles, en el Gran Canaria Arena (C. Torres)

B. Pérez

El Gran Canaria logró su objetivo de superar este miércoles al Ratiopharm Ulm y mantener su rol privilegiado en la fase de grupos de clasificación de la Eurocup. Fue un partido con grandes alternativas, con control isleño y alemán de un partido por fases alocado y en otras brillante. El equipo de Luis Casimiro conquistó el partido con un ko técnico sobre su rival, que a 4 minutos del final disfrutaba 79-84 a su favor. Pero un parcial 16-0, con triples de Eriksson y Seeley, robos y errores germanos, declinaron el partido hacia el bando español con un resultado final (97-84). Los amarillos lo arreglaron todo en esos 4 minutos de inspiración, mejorando incluso el average con el propio Ulm (había ganado de 8 en feudo germano).

Todo fue muy complicado desde el inicio. El Gran Canaria se presentó en el partido contra el Ulm con motor de gasoil. Estuvo aletargado durante los primeros minutos, permitiendo que los alemanes se crecieran y dominarán los primeros parciales hasta llegar a 10-17 como máxima renta. Vivía el equipo de Luis Casimiro de algunas buenas acciones interiores en ataque de Eulis Báez y Balvin. Sus pivotes mostraron dientes. Pero con esa desventaja se produjo la reacción de la mano de DJ Seeley.

El jugador estadounidense firmó dos robos, anotó dos triples y tres tiros libres en una fase de inquietudes visitantes. En el transcurso de ese ciclo, además, el técnico germano perdió los nervios y recibió una técnica por protestas bien aprovechada por el Gran Canaria. En pocos minutos el marcador ya pasó a manos canarias, que dejaron el primer cuarto con un esperanzador 22-19 y aroma de poder controlar a un rival que conoce al dedillo.

El Gran Canaria había tomado la delantera en el partido pero no con distancia suficiente para estar seguro del triunfo. Balvin se colgó dos veces consecutivas del aro del Ulm intentando minar la moral de un rival que seguía combativo y que, en este segundo cuarto, aprovechó abundantes errores no forzados de su oponente.

La renta 41-38 en la tregua delataba que todavía quedaba mucha lucha por delante, si bien en el Ulm no funcionaba el temido tiro exterior (2 triples de 9 lanzamientos) que habría generado más inquietud entre los amarillos. Butler (11 puntos) era su mejor hombre en ataque aunque el primer factor determinante en la evolución del juego era que el Gran Canaria no había encontrado aún su velocidad de crucero y seguía con repecho es, combinando jugadas excelentes con acciones precipitadas y erráticas.

El Gran Canaria, lejos de cerrar el partido, siguió con su oleada de errores involuntarios mientras crecía cada vez más las acciones brillantes de Butler y Lewis para el Ratiopharm, especialmente este último con triples lesivos y penetraciones incisivas para la moral defensiva de los locales. El tramo final de partido reservó toda la emoción porque el conjunto alemán llegó a poners por delante y gozar de cinco puntos a falta de tres minutos. Sin embargo, un 5-0 local tras un tiempo muerto oportuno de Casimiro devolvió el impulso a los grancanarios (84-84), que se lo iban a jugar en un todo o nada. Otros 11 puntos, coronados con dos triplazos de Eriksson y otro más de Seeley, puso un 16-0 isleño en el momento más oportuno, dejando ko al rival (95-84) con menos de dos minutos de juego.

El marcador final ascendió hasta el 97-84 final, con una victoria que permitirá el Gran Canaria otear con serenidad las últimas jornadas de este sector.

Alineaciones:

Gran Canaria: Mekel (5), Paulí (10), Eriksson (26), Báez (14), Balvin (14) -inicial- Oliver (7), Seeley (17), Pasecniks (2), Rabaseda (0), Aguilar (sc), Fischer (2) y Luis Medina (sc)

Ratiopharm Ulm: Güenther (0), Thompson (3), Lewis (28), Fotu (4) , Butler (14) -inicial- Ferner (sc), Pape (sc), Benimon (8), Murry (15) , Harangody (12) y Kraemer (0)

Parciales cada diez minutos: 22-19, 41-38, descanso, 64-66 y 97-84, final

Árbitros: Vyklicky (Che), Kowaslki (Pol) y Racys (Sue)

Gran Canaria Arena. 3.215 espectadores para el encuentro de la fase de grupos de la Eurocup.

Galería de fotos: C. Torres

Galería de fotos

Báez baila con Butler, en una acción de partido este miércoles, en el Gran Canaria Arena (C. Torres)
La lucha bajo el tablero con Oliver intentando capturar un rebote para el Gran Canaria (C. Torres)